Hace menos de un mes se presentó en sociedad la Confederación Independiente de Empresarios y Autónomos de Badajoz (Ciem), la nueva patronal empresarial. Comenzaron dando amparo a 11.432 empresarios y autónomos de la provincia y a 44 asociaciones. Ya tienen 46. «La representatividad hay que ganársela todos los días», dice su presidente. 

Ciem hace hincapié en explicar que tiene un carácter provincial. ¿Por qué? 

Porque así tiene que ser. Nosotros hicimos una candidatura a la Cámara de Comercio de Badajoz y viendo el apoyo que tuvo -ganaron con más del 90 % de votos-, nos dimos cuenta de que pasaba de ser una candidatura a la Cámara a una necesidad del empresariado de Badajoz provincia. Hacía falta una patronal que mirara por el interés general y amparara a todos.

¿Había sensación de desamparo entre el empresariado provincial? 

Es que últimamente la patronal que había en Badajoz solo es noticia por expulsar o dar de baja a asociaciones de la provincia. Te intentas asociar y no te dejan, se ha convertido en Guantánamo. Una patronal con noticias negativas lo único que hace es ahuyentar la inversión. Es importante dar imagen de sintonía para tener buena relación con los interlocutores sociales, los sindicatos y la administración. La única forma de tener fuerza es contar con una representación real, y esa te la dan los empresarios. A nosotros nos apoyan más de 11.400. 

¿Cómo habéis conseguido arrancar con ese número de afiliados? 

La corriente es positiva pero es que también nos ha sumado el enfado con la otra patronal. Todo va a favor. Esto es un Ave de verdad, no como el que dicen que va a llegar a Extremadura, y la gente se quiere subir al tren. Tenemos muchas asociaciones de empresarios y eso hace que te des cuenta de qué necesita el tejido empresarial. 

¿Y qué necesita? 

Que luchen por ellos, por el interés general, no por el personal. Ahora mismo nos piden que la regulación de los seguros sociales sea proporcional, ayudas para la conciliación, la unificación de los planes de formación y de empleo... todo eso se consigue con mucho diálogo social. 

Desde el inicio habéis mostrado la intención de integraros en la CEOE. Javier Peinado, secretario de la Creex, manifestó hace poco que vuestra entrada no sería positiva. 

El fin de la CEOE es representar y defender los intereses de los empresarios. La mayor representación provincial, por calidad y por cantidad de empresas y autónomos, la tiene Ciem con más de 46 asociaciones y 12.000 empresas. En la provincia de Badajoz, Coeba está en decadencia y Ciem, en auge. Eso se aprecia.

Él aduce que Coeba ya está dentro y una doble representación no tendría sentido. 

La representación institucional no es un título nobiliario de por vida. Eso sí que es malo, y no darle paso a Ciem. La legitimidad hay que ganársela a diario, y nosotros hoy somos la mayor patronal de la provincia de Badajoz. Coeba tiene que entender que está para representar a todos. Si no lo hace, tendrá que representarnos otro. 

Algunos miembros de Ciem, el día de la presentación de la patronal en Badajoz. S. GARCIA

¿Cuál es el perfil mayoritario del empresariado provincial? 

Estamos viendo que es un empresariado hecho, eminentemente, de empresas familiares que tienen aquí sus raíces y que quieren que sus hijos continúen con sus empresas, que haya relevo generacional. Están, o estamos, resistiendo de forma heróica a subidas de precios, de costes, de materias primas... el empresario se está ahora reinventando, transformando. Buscando mayor productividad y beneficio para sus empresas. 

¿Las infraestructuras extremeñas también están en vuestro programa de acción?

Sin duda. Son necesarias para nosotros pero también para la sociedad. La gente tiene que poder venir de turismo o a los congresos. Ahora mismo son un punto negativo. Las necesitamos para las exportaciones, que las tenemos en auge con el tema agroalimentario. Hay mucho trabajo por hacer. 

Hace unos días Ciem instaba a la Junta a piorizar la nueva ayuda destinada a las pymes. 

El tema de la inflacción nos está afectando mucho junto en todos los ámbitos. Estas ayudas para el pequeño empresario y autónomo son muy necesarias para poder continuar en el día a día. 

¿Qué os parece la cantidad que se os ha destinado de los presupuestos autonómicos para 2024? 

Siempre te parece que se puede mejorar, claro. Todo lo que se destine a potenciar el empresariado se vuelve a revertir en la sociedad. Lo que se invierta en ayudas recaerá en los trabajadores, una mayor contratación u otras empresas proveedoras. Es una espiral que lleva al crecimiento económico.