El Hospital Universitario de Badajoz funciona con normalidad tras la rotura de una tubería este sábado y no ha habido que lamentar daños mayores. Así lo ha asegurado este domingo la Junta de Extremadura en un comunicado, en el que valora la "rápida" reacción del Servicio Extremeño de Salud para solventar esta incidencia.

La rotura de la tubería se produjo sobre las 17.30 horas en la zona de ascensores de en la tercera planta y afectó a la sala de hemodinámica. Tras repararla, se restableció el servicio y el área afectada volvió a funcionar con total normalidad tres horas después, según han explicado las mismas fuentes.

El SES ha lamentado profundamente "la falta de mantenimiento" por parte del anterior Gobierno, al que responsabiliza de que en el hospital se produzcan "este tipo de situaciones". En este sentido, la Junta ha señalado que, "conscientes de la necesidad de mejorar las infraestructuras sanitarias", la Consejería de Salud y el SES han contemplado partidas en los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para invertir en el mantenimiento y conservación de las mismas. En las cuentas extremeñas hay previstos 8 millones de euros para reformas en los tres centros hospitalarios de Badajoz y los centros de salud de Atención primaria.

Fue el anterior consejero de Sanidad, José María Vergeles, quien compartió este sábado un vídeo en sus redes sociales con imágenes de la incidencia. "Rotura de tuberías en el Hospital Universitario de Badajoz. Pensé que con Guardiola y su consejera de Salud esto se había acabado. Pues no", comentó en su publicación.