La Policía Local de Badajoz ha denunciado a los responsables de dos talleres de reparación de vehículos clandestinos y ha levantado cerca de una treintena de 30 actas denuncias por las infracciones detectadas en ambos negocios, uno ubicado en el polígono industrial El Nevero y otro en la barriada de Suerte de Saavedra. Entre los incumplimientos detectados en estos establecimientos, además de carecer de las autorizaciones administrativas para ejercer esta actividad ni estar dados de alta en la Seguridad Social, están la vulneración del régimen medioambiental, pues no han podido acreditar que cumplen con la normativa de la gestión precisa de líquidos, aceites y neumáticos; el el régimen de la seguridad social, de industria, de comercio, de consumo, así como en materia de prevención de riesgos.

Además, en un caso no disponía de los obligatorios carecer de extintores contraincendios y en otro estaban caducados. Tampoco contaban con hojas de reclamaciones, ni de libros de registros. Otra de las infracciones es el uso de sistemas de videovigilancia sin legalizar, infringiendo la normativa en materia de protección de datos de carácter temporal.

En las inspecciones, se localizaron varios bastidores sobre los que se están realizando averiguaciones para conocer su origen y legalidad y se intervino una motocicleta, que fue puesta a disposición de la Policía Nacional para que determine si, como parece a primera vista, el número de bastidor ha sido alterado. 

Cerca de una veintena de agentes del Servicio de Información local y Cometidos Especiales (Silyce), del Grupo de Intervención y Apoyo Policial (Giapol), del Equipo de Guías Caninos (Eguica) y jefatura participaron en el dispositivo que se montó el miércoles por la tarde para inspeccionar talleres automóviles que trabajan de manera ilegal en la ciudad, lo que supone que las reparaciones se realicen sin garantía y siguiendo las condiciones de seguridad establecidas por los fabricantes, lo que, según alertan desde la Policía Local, genera "un riesgo evidente para la seguridad vial".

Las actuaciones en estos dos talleres clandestinos son el resultado de las investigaciones que el Silyce ha llevado a cabo durante más de tres meses. Estos negocios han sido los primeros inspeccionados, pero en los próximos días la Policía Local intervendrá en otros que han sido localizados en estas y otras zonas de la ciudad.