Es la romería más popular en Badajoz y se nota. Los trabajos de preparación de Bótoa ya han comenzado en la ermita, el próximo 7 de mayo la imagen de la Reina de los Campos volverá a procesionar y lo hace estrenando capellán: el padre Wenceslao ha iniciado su labor en el cargo hace apenas quince días. Será esta su primera romería de Bótoa al frente.

El programa de actos comenzará mañana jueves con el pregón, este año a cargo de Francisco Javier Fragoso, ex alcalde de Badajoz. Gonzalo Robles, hermano mayor de Bótoa, afirma que «con este pregonero creo que hemos dado en el clavo. Siempre nos ha acompañado en la procesión, tanto cuando era concejal como cuando fue alcalde». El acto tendrá lugar a las 20.00 horas en el Palacio de Capitanía. Le acompañarán en este día el grupo de Coros y Danzas de Badajoz, que interpretarán canciones del folklore extremeño y de romería. Están invitados todos los hermanos pero la entrada es libre a toda la sociedad pacense.

Una de las novedades de este año pasa por la ampliación del horario de la ermita el sábado 6 de mayo. «Era habitual que los romeros que hacían el camino llegaran y se encontraran con que no podían entrar porque las camareras estaban vistiendo a la Virgen. Este año hemos pensado en ellos y vamos a adelantar el trabajo, así que en vez de a las 17.00 horas, la ermita se abrirá a las 12.00», cuenta Robles. Tras la recepción de las asociaciones y los grupos que vayan llegando tanto a pie, como en bicicleta o a caballo, a las 19.30 horas se celebrará la Misa de campaña en las traseras de la ermita con la participación del grupo Hakuna. También se producirá la tradicional entrega floral, primero por parte de la corporación municipal en nombre de todo el pueblo de Badajoz y después, de los fieles que deseen participar. Seguidamente comenzará la procesión del rosario, este año con sorpresa. «Puede ser que los caballistas encabecen la procesión portando el estandarte. Aún no podemos concretarlo pero esperamos que así sea».

El día grande

El domingo se celebrarán tres Misas. La primera de ellas será en honor a los hermanos y fieles fallecidos este año y será a las 9.30 horas en la propia ermita con la participación del coro de las lavanderas. Las otras dos serán a las 10.30 y a las 11.30 horas. Al término de la última comenzará la procesión y la subasta del ramo y el rosario, con la actuación de los coros del Hogar del Pensionista de San Andrés y de Campomayor. 

De los habituales concursos, el que más participación registra es el de gastronomía. Robles anima a los romeros a participar en el de decoración de carrozas. «El año pasado solo tuvimos una, a ver si este año está algo más disputado». También se dará un premio a la pareja folklórica mejor ataviada y a los caballos.

Algunos hermanos trabajando sobre la fachada de la ermita, ayer. SANTIAGO GARCIA VILLEGAS

Borrando el paso de Efraín

A día de hoy, los hermanos se afanan en la ermita para «tenerlo todo listo a tiempo», afirma Robles. ‘El Equipo A’ de la hermandad se está ocupando de eliminar cualquier atisbo de desperfecto que la borrasca Efraín dejó en el templo. «Tenemos goteras que hay que tapar y la fachada está imposible, la estamos pintando. También se están cambiando los cristales del interior. El temporal hizo mucho daño y vamos a tener que invertir bastante dinero en reparaciones pero, por suerte, algunos hermanos se han ‘arremangado’ y entre todos lo arreglaremos». 

Francisco Javier Fragoso, pregonero 2023

Apenas 24 horas antes de pronunciar el pregón, Francisco Javier Fragoso se confiesa emocionado por haber sido el elegido para dar el pistoletazo de salida a los actos de Bótoa de este año. «A esta romería y a la hermandad me une un cariño especial, que estoy seguro de que es lo mismo que sienten ellos por mí y es lo que ha hecho que me elijan en esta ocasión. Es un honor y también una responsabilidad», afirma Francisco Javier. 

El suyo será, según dice, un pregón con importantes tintes rayanos. «La Virgen de Bótoa despierta mucha devoción a ambos lados de la frontera, tiene mucha historia española y portuguesa. En el pregón contaré una curiosidad que muy poca gente sabe». El campo y las personas que se dedican a él serán asímismo protagonistas. También tendrá unas palabras de recuerdo para aquellos con los que alguna vez compartió romería y ya no estarán, y de agradecimiento a todos los que se mantienen fieles a la cita. «Es bonito ver que Bótoa sigue atrayendo a la gente joven, que no es algo que pasa de moda. Bótoa representa el Badajoz más costumbrista y es bonito ver cómo año tras año la gente llena sus campos para disfrutar con los suyos», dice. 

En su mente, su familia, con la que tantas veces compartió «tortilla de patatas, que es una de mis comidas favoritas, y filetes hechos del día anterior. Ese sabor lo recuerdo con pasión y con emoción». 

Fragoso reconoce haber faltado a Bótoa solo una vez. «Me perdí la romería del año que mi hijo hizo la Primera Comunión». El ex alcalde se muestra contento de disfrutar la de 2023 sin las obligaciones «que antes iban asociadas a mi cargo, aunque ambas cosas y formas de vivirla me apasionan».