Kiosco

El Periódico Extremadura

Tubasa estrena este fin de semana el servicio de autobús a demanda en Badajoz

Mapa con las paradas del nuevo servicio de autobús a demanda en los poblados y el casco urbano de Badajoz S. GARCÍA/TUBASA

La concesionaria del transporte urbano en Badajoz, Tubasa, pondrá en marcha desde este sábado el nuevo sistema de autobús a demanda, que funcionará todos los fines de semana y festivos. Se trata de un proyecto piloto «pionero», que comenzará conectando las pedanías de Balboa, Alvarado y Villafranco (ahora sin este servicio sábados, domingos ni días de fiesta) con Badajoz capital, pero al que se irán incorporando de manera progresiva el resto de pedanías y otras urbanizaciones, como la Dehesilla de Calamón, cuyos vecinos podrán utilizarlo a partir del 15 de agosto.

Aunque da respuesta a una vieja demanda de los poblados, no solo será para sus residentes, sino que cualquier usuario lo podrá solicitar a través de la nueva app Buskme, que aparecerá en la aplicación de pago con la que ya cuenta Tubasa, que supera los 14.000 usuarios. 

Por ahora se han establecido paradas -todas son origen y destino- en Balboa (plaza Conquistadores), Alvarado (calle Roble), Villafranco del Guadiana (calle K) y La Pilara (avenida Torrequemada, 8), además de otras seis en la ciudad: la estación de autobuses, la de trenes, la plaza de la Libertad, a la altura del número 67 de Ricardo Carapeto (San Roque), en el número 6 de Sinforiano Madroñero (Valdepasillas) y en el centro comercial El Faro. Todas las paradas del servicio a demanda estarán señalizadas con un logo específico.

De esta forma se cubre una parte importante de la ciudad, aunque la intención, según explicó el concejal de Transportes, Jesús Coslado, es ampliarla para que «prácticamente dé cobertura a la totalidad del casco urbano y los poblados antes de final de año».

La nueva app, que ha tenido un coste de 104.000 euros, financiados a través de una subvención del Idae a Tubasa dentro del proyecto ‘Badajoz se cuida’, permitirá al usuario seleccionar la parada y la hora a la que quiere coger el autobús. La respuesta a la petición tarda apenas 20 segundos, con la propuesta de recogida y llegada y el tiempo de espera. Si el solicitante la acepta, paga el billete (1,20 euros) y para acceder al autobús solo necesitará enseñar el código QR al conductor. El primer peticionario es el que marca los tiempos y, a partir de su solicitud, se van adaptando al resto de los viajeros que soliciten servicio. No hay recorridos concretos, pues lo marcará la demanda, que el conductor conocerá a través de una tablet. La app calculará la ruta más óptima, teniendo en cuenta incluso la densidad del tráfico de las vías a determinadas horas.

Coslado y Pocostales muestran la nueva app y la tablet instalada en un microbús para indicar la ruta al conductor. SANTIAGO GARCIA VILLEGAS

 Mientras no haya usuarios, el autobús permanecerá en la parada, con lo que no estará consumiendo combustible o electricidad ni emitiendo CO2. La puesta en funcionamiento de este sistema, además, permitirá retirar un autobús de la línea 6 el sábado y otro de la línea 9 el domingo, pues el servicio queda cubierto. 

El autobús a demanda funcionará los sábados de 7.00 a 23.00 horas y los domingos y festivos, de 10.00 a 23.00 horas, el mismo horario que las líneas convencionales en esos días. No obstante, la intención, según Coslado, es que se pueda ampliar, una vez que el sistema «esté testado», hasta las cuatro de la madrugada.

De momento, este servicio lo prestará cada día un microbús de clase 2 de gasoil (los que se han retirado del Casco Antiguo), a la espera de que se incorporen a la flota los nuevos autobuses eléctricos que el ayuntamiento tiene en proceso de licitación. De manera progresiva se irán incorporando más vehículos, en función de la demanda.

Periodo de ajustes

«Esta es la primera experiencia de autobús a demanda a tiempo real en Europa e, incluso, en el mundo y necesita un rodaje», defendió el concejal de Transportes, quien pidió «paciencia», pues reconoció que la primera semana habrá que hacer «ajustes» hasta equilibrar los medios y la demanda. «Será un periodo de cambios y aprendizaje», dijo el concejal, quien valoró que Badajoz vuelva a ser «referente en transporte público».

«Si ya estuviera en algún sitio implantado, solo sería copiarlo y tener éxito, pero cuando se está innovando y creando algo desde cero, se necesita estar muy pendiente para que todo encaje», añadió el gerente de Tubasa, Julián Pocostales. De hecho, será Badajoz el que exporte este modelo. Ya se ha presentado en un congreso de movilidad en Estocolmo y en septiembre visitarán la ciudad representantes de diferentes instituciones europeas para conocerlo de primera mano. 

Para facilitar el uso de este nuevo servicio, especialmente en los poblados, Coslado animó a cualquier colectivo o asociación de las pedanías a que solicite a la concesionaria charlas para explicar el funcionamiento de la app. 

Este sistema de autobús a demanda pretende también incrementar el uso del transporte público en los poblados, lo que hasta ahora hacía inviable, por costes, implantar el servicio los fines de semana y festivos, como llevan años reclamando sus vecinos. Si en Badajoz capital la ocupación media anual de las líneas varía entre los 160.000 viajeros de la línea con menos usuarios, la 2, y los 594.000 de la que más registra, la 18, en las pedanías esta cifra se reduce a 66.900 en Alvarado y a 40.400 en Alcazaba, según datos de la concesionaria.

Compartir el artículo

stats