Kiosco

El Periódico Extremadura

Todo el alumnado del instituto Bioclimático de Badajoz tendrá clases matinales el próximo curso

200 alumnos han tenido clases vespertinas los dos últimos años por la covid. Para las familias, retomar la normalidad es un alivio "porque ha sido muy duro"

Varias personas acceden al instituto Bioclimático de Badajoz. SANTIAGO GARCIA VILLEGAS

Todos los alumnos del instituto Bioclimático de Badajoz tendrán horario matinal el próximo curso.  La Consejería de Educación, una vez que han decaído las medidas impuestas por las autoridades sanitarias por la covid, está planificando la ‘vuelta al cole’ en un escenario de «total normalidad», por lo que no habrá turnos vespertinos en ningún centro de la región.

Esta medida se ha mantenido en vigor en el Bioclimático durante los dos últimos cursos para unos 200 alumnos de Bachillerato y Formación Profesional, pese a la oposición de un buen número de familias, que incluso llegaron a protagonizar concentraciones de protesta y a amagar con una huelga para tratar que Educación ofreciese una alternativa a sus hijos. Sin embargo, la consejería se mantuvo firme en su decisión, argumentando que las limitaciones de espacio en el instituto pacense hacían inviable que se pudiera guardar la distancia de seguridad si no se repartía a los alumnos en turnos de mañana y tarde.

Para los padres, que el primer curso con horario vespertino aceptaron pese a los inconvenientes por estar ante una situación «extraordinaria», no compartían que, de nuevo sus hijos, muchos de ellos en el último curso antes de enfrentarse a la EBAU, tuvieran que volver a acudir a clases por las tardes, lo que además dificultaba la conciliación de la vida familiar y social. Además, impedía que muchos continuarán con su formación extraescolar en conservatorios o academias.

El anuncio de la consejería de que en septiembre se retomarán las clases matinales para todo el alumnado supone un alivio, «porque han sido dos cursos muy duros», reconocen. 

Esta situación, según aseguran los afectados, les ha pasado factura en su vida familiar, pero también académicamente. «La carga docente ha sido bastante menos que para el resto, unas dos horas y media a la semana, lo que supone más de 80 horas en total», se quejan. Ahora confían en que la situación sanitaria no obligue a tomar una medida similar en el futuro.

Compartir el artículo

stats