Kiosco

El Periódico Extremadura

Al alcalde pacense le sorprende que Educación solicite tanta superficie porque no hay ninguna parcela disponible de esas dimensiones

La Junta deberá modificar el PIR de Cerro Gordo para el instituto

Reservó 11.000 metros cuadrados y ahora pide 16.000, por lo que el Ayuntamiento de Badajoz propone unir una zona verde

Ubicación de la parcela de uso educativo de Cerro Gordo con el añadido de la zona verde. BADAJOZ. MAPA DE LOS TERRENOS DESTINADOS AL INSTITUTO DE CERRO GORDO

Cuando la Junta de Extremadura aprobó el PIR (Proyecto de Interés Regional, que es un instrumento de intervención directa en la ordenación del suelo) de Cerro Gordo reservó una parcela de 11.000 metros cuadrados para el futuro instituto del barrio y ahora que el Gobierno regional ha decidido que ha llegado el momento de construirlo, la Consejería de Educación calcula que necesita 16.000 metros cuadrados, que es la superficie que ha solicitado al Ayuntamiento de Badajoz. La solución que propone el consistorio es que la Junta modifique el PIR y a la parcela ya prevista de uso educativo anexione una zona verde contigua, con la que alcanzaría una superficie total de 15.500 metros cuadrados, que se aproxima a las necesidades de Educación.

De esta forma respondía ayer el alcalde pacense, Ignacio Gragera, a la petición de terreno que ha remitido la consejería al ayuntamiento, según adelantó este diario. En su misiva, Educación requiere un espacio de 16.000 metros cuadrados, que es la misma superficie «que pedimos en otros institutos nuevos que estamos haciendo, como el de Villafranca de los Barros». La consejería ha dado este paso después de que el pasado 26 de mayo, el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, anunció que el barrio tendría instituto, como venían reclamando desde hace tiempo los vecinos, que desde primeros de año han protagonizado protestas para exigir la construcción de esta infraestructura educativa.

Gragera replicó que no existen parcelas de 16.000 metros cuadrados en Cerro Gordo, sólo la que estaba establecida dentro del PIR que «redactó y organizó la propia Junta de Extremadura», que contemplaba una dotación para el colegio y 11.000 metros cuadrados para el instituto, entre la autovía y el vial de acceso al barrio, que es lo que el Gobierno regional tenía previsto en su momento.

El ayuntamiento está preparando la respuesta de manera que el Servicio de Urbanismo planteará a la Junta una modificación del PIR para unir a la parcela de uso educativo una zona verde aledaña disponible. El resultado sería una superficie de 15.500 metros cuadrados que, además, «no es una parcela fácil ni sencilla porque hay que salvar mucha cota», pero es la «única opción que existe», según el alcalde, dado que no hay más de este tamaño en todo Cerro Gordo y aunque exista una merma de 500 metros cuadrados respecto a la superficie que se pide, «no existe otra alternativa».

Teniendo en cuenta además la orografía del entorno y las dificultades de crecimiento, limitado por la A-5 y Golf Guadiana, las posibilidades de ampliación del PIR, en su opinión, son «muy limitadas, por no decir nulas». A Gragera le sorprendió, eso sí, que la consejería pida tanta superficie cuando sabe que no existen parcelas de este tamaño en el barrio. La petición ha llegado y el ayuntamiento aporta una solución, que ayer aún no había hecho llegar a Educación. «En todo caso, como responsable del PIR y del planeamiento en esa zona de Badajoz es la Junta a la que corresponde habilitar los mecanismos necesarios», defendió el alcalde. Siendo así, el procedimiento depende de la Junta.

Gragera espera que el Gobierno regional «prevea y acoja» la propuesta del ayuntamiento y realice las modificaciones necesarias para que este proyecto «vea la luz» cuanto antes. El alcalde entiende que así será, una vez que ha tomado la decisión de construir el instituto, una demanda con la que están de acuerdo ambas administraciones. «El barrio no puede esperar más, sobre todo teniendo en cuenta cuáles son los tiempos que se necesitan, no solo para la modificación del PIR, que si se quiere se puede hacer relativamente rápido, sino después para la redacción del proyecto y la construcción del instituto». Según calculó, «nos vamos a varios años vista y cuanto antes se tome la decisión por parte de la Junta, antes veremos el instituto construido». 

Compartir el artículo

stats