Kiosco

El Periódico Extremadura

acto de homenaje por el 14 de abril

El recuerdo de la Segunda República vuelve a las calles de Badajoz

La Asociación Matilde Landa realizó ayer por la mañana una ofrenda floral en el palacio de congresos tras dos años sin haberla podido hacer presencialmente por la pandemia

Medio centenar de personas se reunieron ayer frente al palacio de congresos, la antigua plaza de toros.

Tres banderas, dos carteles y un ramo de flores. Así fue el sencillo acto con el que la Asociación Matilde Landa volvió a conmemorar la proclamación de la Segunda República española el 14 abril de 1931. Tras dos años sin haber podido realizar su tradicional ofrenda floral de forma presencial, en la mañana de este Jueves Santo medio centenar de personas se reunieron en el palacio de congresos, antigua plaza de toros, para homenajear a «todas aquellas personas que murieron en Badajoz defendiendo la libertad y la legalidad republicana».

El presidente de la asociación, Felipe Cabezas, abrió el acto con un discurso centrado sobre todo en la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Extremadura, demandando a la Administración un mayor desarrollo de la misma. «El proyecto, a priori, parecía esperanzador a ojos de las víctimas, pero entendemos que la pandemia y la poca voluntad política que se ha mostrado desde la Consejería de Cultura de la Junta de Extremadura han hecho que el necesario desarrollo que debería tener esta ley esté siendo poco menos que papel mojado», lamentó.

Manuel Sosa, exconcejal y ex coordinador local de Izquierda Unida (IU) en Badajoz, le tomó el relevo para aclarar que esta ofrenda floral es un acto de recuerdo, pero que también se debe empezar a mirar hacia el futuro: «Hay que ensalzar a quienes murieron por la Segunda República, pero tenemos que pasar página y empezar a pensar en la tercera».

Alfonso González Bermejo, ayer, pronunciando su discurso. Andrés Rodríguez

Alfonso González Bermejo, otra figura histórica pacense de IU, cerró el homenaje con especial mención a los maquis, «compañeros que siguieron luchando en condiciones extremas pero con un valor insuperable». Antes de dar por finalizado el acto, se guardó un minuto de silencio.

Compartir el artículo

stats