0

Cargando ...

La fuerza
de nuestro fútbol

El del Real Sporting de Gijón supone el primer capítulo de una serie que muestra cómo detrás de la competitividad de LALIGA HYPERMOTION hay talento, sentimiento de pertenencia y unos valores que hacen única a la competición y a sus clubes. Es LA FUERZA DE NUESTRO FÚTBOL.

El éxito anónimo detrás de cada gol del Real Sporting de Gijón

Este es el relato de personas que no saltan al césped en cada partido, pero que desde un relativo anonimato contribuyen al éxito del Real Sporting de Gijón con su talento.

Texto: Álex Gómez

“Tuvimos un entrenador hace unos años que un día nos reunió y nos dijo: “Aunque estemos fastidiados, la gente de alrededor somos muy importante para los jugadores. Que nos vean siempre con algo positivo: desde el que da el masaje hasta el que está en la clínica o quien prepara la ropa… Que siempre nos vean con una palabra positiva””. Mario Cotelo, además de haber sido futbolista del Real Sporting de Gijón, entre otros clubes, es el actual delegado del primer equipo rojiblanco y una persona relevante en la gestión del grupo y su relación con el club. Es una de esas figuras anónimas que desempeñan roles cruciales para el éxito del equipo, como todos los que forman parte del Sporting, un club gestionado por Orlegi Sports desde el verano de 2022. Porque en una competición tan imprevisible y emocionante como LALIGA HYPERMOTION un gol no comienza ni termina en una jugada sobre el césped, sino que se fragua en el día a día que rodea a los futbolistas.

La grandeza competitiva de LALIGA HYPERMOTION se ve reflejada en el Sporting, un ejemplo de buscar el talento no sólo en el campo, sino en cada una de las personas que forman el club. Ellos también deben de estar a la altura de una competición con un nivel tan alto y por eso son parte de la familia y del éxito del equipo. “Contribuir al día a día en el Sporting es una ilusión. Mi labor es que todo esté conforme al desarrollo del trabajo de los demás y tengo la motivación de que todos estén contentos”. Con gafas, bigote y pelo blanco, Pepe Acebal es más que un rostro conocido por ser el responsable de Mantenimiento, es parte de la historia viva del club gijonés habiendo sido entrenador del primer equipo -descubridor de Juanele y quien hizo debutar a David Villa- y siendo la persona que más horas pasa en Mareo.

Un lujo contar con su sabiduría y experiencia para ajustar con precisión el correcto funcionamiento de las sofisticadas y modernas infraestructuras de las que dispone el club asturiano. "En las instalaciones de Mareo, gracias a los fondos procedentes de LALIGA IMPULSO, hemos realizado una gran inversión en placas solares y todo lo que nos ha situado a la vanguardia de la sostenibilidad. También se ha invertido en la reforma de todo el edificio del primer equipo (nueva clínica, nuevo gimnasio, comedor, etc.), así como en la mejora del Femenino y el Fútbol Base, para potenciar el rendimiento de todos. Además, hemos renovado El Molinón y hemos reinaugurado la Residencia Mareo, que dos décadas después vuelve a acoger talento nacional e internacional. LALIGA IMPULSO nos ayuda a conseguir que seamos competitivos también a nivel internacional", explica David Guerra, presidente ejecutivo sportinguista.

La Directiva de la entidad asturiana busca la excelencia con ese ‘impulso’ que ha posibilitado el crecimiento del club en áreas tan vanguardistas como el del nuevo equipo de Ciencias Aplicadas al Deporte. En este novedoso departamento trabaja José Miguel García -también forma parte del cuerpo médico de la primera plantilla-, quien ha llegado esta temporada al Sporting y ya se ha convertido en una persona muy querida por los jugadores, con quienes trabaja a diario. Renunció a su antiguo puesto en el Atlas FC mexicano para iniciar esta aventura española y formarse aún más estudiando un máster de Medicina.

Si relevante en cada gol es todo el personal que está en permanente contacto con los futbolistas, también lo es quien dentro del club trabaja con la afición, un ‘jugador’ más. Un elemento diferenciador del Real Sporting de Gijón es su afición. En el desarrollo del club durante toda su historia es evidente esa vinculación, lealtad, sentimiento de pertenencia y compromiso -ya sea dentro o fuera de Asturias- que siguen teniendo. Sin los aficionados, el Sporting de Gijón no es nada”, señala con rotundidad David Guerra.

Olaya Rodríguez es la actual responsable de Ticketing y Abonados y sabe muy bien de lo que habla David ya que lleva más de 20 años en el club y conoce a la perfección sus entresijos. Olaya se ha convertido en una figura imprescindible en la relación del conjunto rojiblanco con sus abonados y aficionados. “El apoyo de los aficionados es clave. En El Molinón tenemos esa magia y los jugadores se sienten queridos. Cuando termino mi trabajo en taquilla los días de partido me dirijo al campo y me encanta esa sensación de entrar y ver a todo el mundo implicado animando al equipo”, comenta Olaya, quien acumula un sinfín de anécdotas del día a día con los aficionados y es pieza clave en ese engranaje entre club y el futbolista número 12, ese que lleva ya 118 años ‘jugando’ en el Sporting.

Mucho menos lleva Carla Álvarez, que representa a los jóvenes que se están incorporando recientemente. Es trabajadora en la tienda del club, muy sportinguista y siempre que puede viaja -como ya lo hacía antes de su contratación- a todos los desplazamientos para apoyar al equipo lejos de El Molinón. Empezar a formar parte del club está siendo una experiencia muy gratificante. En mi vida me lo hubiese esperado y estoy súper contenta”, reconoce Carla. Su conocimiento está al servicio de los aficionados en la tienda y su pasión en cada artículo sportinguista aporta colorido a las gradas que arropan al equipo.

Donde mejor se aprecia un equipo es en el terreno de juego - Foto: LaLiga

Un lujo contar con su sabiduría y experiencia para ajustar con precisión el correcto funcionamiento de las sofisticadas y modernas infraestructuras de las que dispone el club asturiano. "En las instalaciones de Mareo, gracias a los fondos procedentes de LALIGA IMPULSO, hemos realizado una gran inversión en placas solares y todo lo que nos ha situado a la vanguardia de la sostenibilidad. También se ha invertido en la reforma de todo el edificio del primer equipo (nueva clínica, nuevo gimnasio, comedor, etc.), así como en la mejora del Femenino y el Fútbol Base, para potenciar el rendimiento de todos. Además, hemos renovado El Molinón y hemos reinaugurado la Residencia Mareo, que dos décadas después vuelve a acoger talento nacional e internacional. LALIGA IMPULSO nos ayuda a conseguir que seamos competitivos también a nivel internacional", explica David Guerra, presidente ejecutivo sportinguista.

La directiva de la entidad asturiana busca la excelencia con ese ‘impulso’ que ha posibilitado el crecimiento del club en áreas tan vanguardistas como el del nuevo equipo de Ciencias Aplicadas al Deporte. En este novedoso departamento trabaja José Miguel García -también forma parte del cuerpo médico de la primera plantilla-, quien ha llegado esta temporada al Sporting y ya se ha convertido en una persona muy querida por los jugadores, con quienes trabaja a diario. Renunció a su antiguo puesto en el Atlas FC mexicano para iniciar esta aventura española y formarse aún más estudiando un máster de Medicina.

Si relevante en cada gol es todo el personal que está en permanente contacto con los futbolistas, también lo es quien dentro del club trabaja con la afición, un ‘jugador’ más. Un elemento diferenciador del Real Sporting de Gijón es su afición. En el desarrollo del club durante toda su historia es evidente esa vinculación, lealtad, sentimiento de pertenencia y compromiso -ya sea dentro o fuera de Asturias- que siguen teniendo. Sin los aficionados, el Sporting de Gijón no es nada”, señala con rotundidad David Guerra.

Olaya Rodríguez es la actual responsable de Ticketing y Abonados y sabe muy bien de lo que habla David ya que lleva más de 20 años en el club y conoce a la perfección sus entresijos. Olaya se ha convertido en una figura imprescindible en la relación del conjunto rojiblanco con sus abonados y aficionados. “El apoyo de los aficionados es clave. En El Molinón tenemos esa magia y los jugadores se sienten queridos. Cuando termino mi trabajo en taquilla los días de partido me dirijo al campo y me encanta esa sensación de entrar y ver a todo el mundo implicado animando al equipo”, comenta Olaya, quien acumula un sinfín de anécdotas del día a día con los aficionados y es pieza clave en ese engranaje entre club y el futbolista número 12, ese que lleva ya 118 años ‘jugando’ en el Sporting.

XXX - Foto: LaLiga.
XXX - Foto: LaLiga.
XXX - Foto: LaLiga.
XXX - Foto: LaLiga.
XXX - Foto: LaLiga.
XXX - Foto: LaLiga.

Mucho menos lleva Carla Álvarez, que representa a los jóvenes que se están incorporando recientemente. Es trabajadora en la tienda del club, muy sportinguista y siempre que puede viaja -como ya lo hacía antes de su contratación - a todos los desplazamientos para apoyar al equipo lejos de El Molinón. Empezar a formar parte del club está siendo una experiencia muy gratificante. En mi vida me lo hubiese esperado y estoy súper contenta”, reconoce Carla. Su conocimiento está al servicio de los aficionados en la tienda y su pasión en cada artículo sportinguista aporta colorido a las gradas que arropan al equipo.

El desafío es ascender

Todo está conectado dentro de un club cuyo “máximo desafío es ascender. LALIGA HYPERMOTION es una liga muy competida y de extrema igualdad. Muchos equipos que están peleando por no descender consiguen ganar a los de arriba… Hoy en día el futbolista tiene un nivel muy alto”, indica Cotelo, resaltando la emoción que hace tan grande a esta competición. “Se está dando una evolución que está provocando una tremenda igualdad. Cada vez hay mejores instalaciones en todos los clubes que permite exigir al futbolista el máximo de sí mismo, añade Pepe Acebal, con más de dos décadas viendo crecer a la entidad sportinguista y a sus rivales, los cuales también se han ‘armado’ de personas talentosas que se sienten parte orgullosa de un grupo y contribuyen tanto al crecimiento de su club como de la propia liga. Todos dejan su huella y el resultado es LALIGA HYPERMOTION de los partidos únicos, impredecibles y de un exquisito nivel futbolístico.

En una competición en la que no hay favoritos y donde “cada partido se define por un error puntual o un golazo” -como apunta José Miguel-, se entiende que el Sporting de Gijón haya formado una familia fuera del césped tan comprometida, con orgullo de pertenencia y llena de talento. “Creo que eso es lo que somos, un club que transmite y genera alegría desde el interior y que la pueden contagiar a toda la sociedad”, concluye David Guerra. Y es que todos son parte de un corazón rojiblanco que inspira y hace único a su club.