Kiosco El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

Fútbol. Primera Federación

El Badajoz vuelve a dar la de arena

Ni el tempranero golazo de Buyla, ni el regreso de Gorka sirvieron para superar al Talavera

Ferrón lamenta una ocasión fallada durante el encuentro ante el Talavera. Andrés Rodríguez


1 - Badajoz: Kike Royo; Carlos Calderón, Mariano, Carlos Cordero,Pérez Acuña; Alessandro Burlamaqui (Min 59 Mancuso), Jannick Buyla (Min 89 Fernando Moreno), Alfaro, David Soto (Min 59 José Mas); Zelu(Min 69 Raúl Palma) y Ferrón (Min 59 Gorka Santamaría).

1 - Talavera: Biel Ribas; Parra, Dani Ramos, Morante, Brau; Lassina, Reguera (Min 84 Javi Bueno), Zanelli, Gallardo (Min 59 Álvaro Juan); Escudero y Souleyman.

Goles: 1-0 (m. 1) Buyla. 1-1 (m.18) Zanelli.

Árbitro: Camacho Garrote (comité andaluz). Mostró amarilla a Burlamaqui en el Badajoz y a Edu Gallardo en el Talavera.

Incidencias: Cívitas Nuevo Vivero. 4513 espectadores (cifra oficial).

Los propósitos de año nuevo del Badajoz se han disuelto demasiado pronto. En el segundo encuentro de este 2023 -primero en casa-, los blanquinegros volvieron a mostrar de golpe todas sus carencias y se atascaron ante un Talavera que le superó en casi todo menos en el marcador final.

Salmerón decidió premiar a los que realizaron un gran esfuerzo para vencer en Pontevedra. Acuña arrancó de inicio en el flanco izquierdo de la defensa, mientras que Burlamaqui y Buyla se encargaban de ocupar la parcela ancha. La novedad estuvo en el lateral derecho, con un Carlos Calderón que partió en esta posición desde el inicio, mientras que Mariano volvió al eje de la zaga acompañando a Carlos Cordero.

Muy pronto se le pondrían de cara las cosas al Badajoz. Una gran jugada personal liderada por un Jannick Buyla, que arrancó desde el centro del campo hasta plantarse en el área rival, finalizó con el balón dentro de la portería del Talavera gracias a un derechazo certero. Aún no se habían cumplido los dos minutos de encuentro y el cuadro local ya se encontraba por delante en el marcador.

No obstante, la alegría no le duró mucho al Badajoz. El Talavera neutralizó la ventaja local antes de los veinte minutos gracias a una rápida triangulación con la que se adentraron en el área blanquinegra. La jugada se culminó con un cabezazo de Zanelli que no alcazó Kike Royo a pesar de su elástica estirada. A los de Salmerón les tocaba remar otra vez después de haber gozado de una alegría demasiado efímera. 

El resto del primer acto del choque daría cuenta entre un improductivo intercambio de golpes entre ambos contendientes sin ser capaz de llegar con claridad a la meta del advesario y se finalizó con igualdad en el marcador.

Segunda parte

Los primeros minutos tras la reanudación fueron una fiel prolongación de lo que se pudo ver al final de la primera. Dos equipos que querían, pero no podían. Gallardo por el Talavera lo intentó, pero su remate lejano no acertó a dirigirse entre los tres palos. David Soto tuvo la réplica, pero su remate lo interceptó Biel Ribas con apuros.

En torno a la hora de partido, se produjo uno de los momentos más esperados. Gorka Santamaría regresaba al césped del Nuevo Vivero bajo una estruendosa ovación del respetable. Entró para sustituir a un Ferrón que no había podido generar demasiado peligro a la zaga rival. En esa misma ventana de cambios también se incorporaron al encuentro Mancuso, que remplazó al amonestado Burlamaqui, y José Mas, que suplió a Soto, en un movimiento que le devolvía a Carlos Calderón su posición en el extremo.

Mediada la segunda mitad, Kike Royo volvió a ponerse el disfraz de héroe al evitar un gol casi cantado tras una acción en la que Brau se vio solo ante él. Una mano salvadora del meta riojano permitió que las tablas siguieran vigentes en el luminoso.

El Badajoz era un manojo de nervios en ambas áreas. Carecía de contundencia defensiva y de claridad ofensiva. Y eso le impedía tomar el impulso necesario para ganar el partido. La más clara en la segunda mitad llegó tras una buena acometida que inició un Gorka Santamaría que descargó sobre Buyla, y este, al mismo tiempo, se apoyó en Carlos Calderón. El disparo del extremo se estrelló en el lateral de la red, volviendo a lamentar una clara ocasión desaprovechada en ataque.

Los de Salmerón tampoco supieron tener un esprint final que les permitiera gozar de una ocasión que pudiera materializarse. La tan esperada regularidad que tanto deseaba el técnico andaluz tendrá que esperar. El Badajoz llega al ecuador de la temporada con 23 puntos, uno por encima del descenso y en duodécimo lugar. 

Salmerón: «Estar en esta zona nos resta confianza»

El entrenador del Badajoz, José María Salmerón, valoró el empate logrado en su feudo ante el Talavera como un resultado justo. «Hemos tenido situaciones de peligro y de pase. Ellos también han tenido alguna. Toca pensar en el siguiente y tratar de solucionar los errores», declaró.

El preparador andaluz, que volvió a mandar ánimos al utillero Angelito Cuenda tras su indisposición de hace diez días, lamentó haber encajado tan pronto el tanto del empate después de que su equipo se adelantara en la primera jugada del choque. «Hemos empezado el partido justo como queríamos. En líneas generales hemos estado bien. Nos ha faltado tener más el balón y no perderlo tan rápido. El rival está haciendo las cosas bien», aseguró.

Salmerón también apuntó a la situación clasificatoria del club como una losa que está afectando a nivel moral al equipo. «Estar en esta zona nos resta confianza. Tenemos que mejorar en jerarquía y en hacerlo mejor en muchas cosas», admitió.

El entrenador del Badajoz se pronunció sobre Jannick Buyla, goleador local este domingo, y no ocultó su satisfacción tras su actuación. «Ha vuelto a demostrar que está muy bien y ha tenido un gran nivel mientras las fuerzas no le han fallado», aseveró el técnico.

Sobre Gorka Santamaría, que regresó este domingo al equipo, Salmerón puso el acento en la situación de los delanteros. «Hoy no eran las mejores condiciones ni para Gorka ni para Francis».

Compartir el artículo

stats