De nuevo ha vuelto la ópera al teatro López de Ayala de Badajoz. El pasado domingo era representada ‘Norma’ de Bellini, compositor italiano de principios del siglo XIX , autor de diez óperas, pese a que falleciera a los 34 años. Ambientada en la Galia del siglo I a.C., es una historia de amor y celos, en dos actos, estrenada el año 1831, que acaba en tragedia, con Norma, sacerdotisa de los druidas, enamorada del procónsul romano Pollione. 

Fue puesta en escena por cerca de un centenar de artistas, con orquesta, coro y solistas de la Compañía Leonor Gago Artist Management, con vestuario y decorados de la Ópera Nacional de Moldavia , dotada de rótulo luminoso con el texto en español. Excelentes solistas, con formidable actuación de la soprano española Nuria Villa en el rol de Norma, especialmente brillante en el famoso aria ‘Casta Diva’, que se interpreta en el primer acto, quizá el aria más destacada del bel canto romántico, piedra de toque de las más grandes sopranos, como María Callas o Montserrat Caballé.

Por su parte, dentro de la programación de la Orquesta de Extremadura (Oex), el jueves de la semana pasada, actuó en el Palacio de Congresos Manuel Rojas de Badajoz, dentro del ciclo de ‘Música de Cámara’, el Cuarteto de Trompas integrado por Lorena Corma, Gustavo Castro, José A. Soria y Xulio Varela, que interpretaron obras de Rossini, Cherepnin, Homilius, Bruckner, Vilaplana y Gardel. Al día siguiente se celebraría este mismo concierto en el Aula Clavelinas, de Cáceres. 

También recientemente ha tenido lugar en el salón de plenos de la diputación pacense un nuevo concierto del programa incluido en el XV Ciclo de Música Actual, promovido por la Sociedad Filarmónica de Badajoz y el Centro Nacional de Difusión Musical (CNDM). El Zahir Ensemble, dirigido por Juan García, interpretó obras de carácter contemporáneo, con el estreno absoluto de dos de ellas: ‘Tomba del tuffatore’, de G. Erkoreka, y ‘Blues del nacimiento’, para flauta, clarinete, violín, violonchelo y piano, del compositor extremeño José Ignacio de la Peña.