El Santa Teresa contará con un aliciente extra para afrontar la recta final de la liga. El conjunto pacense volverá a jugar este sábado en el Vivero tras casi un año sin hacerlo. La goleada recibida ante el Real Madrid en la despedida como local de la Primera División el pasado mes de junio es el último recuerdo que vive en la retina de la entidad rojiblanca en este escenario. Tras unas interminables obras del cambio de superficie sintética que comenzaron a finales de verano, el Santa Teresa contaba con regresar a finales de 2021 a su feudo. No obstante, los trabajos se detuvieron tras sufrir numerosos contratiempos en la ejecución y ello les ha llevado a una demora extra de varios meses. 

Después de esta larga espera, el equipo dirigido por Manuel Fernández jugará al fin como local este sábado a las 11.00 en el choque que le medirá al Real Unión de Tenerife. Antes de este anhelado retorno, el cuadro pacense ya afronta su preparación diaria en este campo. «Estamos entrenando en el Vivero y parece que está mejor. Le han echado mucho caucho y aún quedan algunas cosas por rematar, pero está en unas condiciones más o menos óptimas», explica el técnico rojiblanco. El propio Fernández pone en valor la importancia que tiene poder trabajar aquí. «En cuanto a la logística para los entrenamientos no tiene nada que ver con lo que hemos estado viviendo. Da gusto poder trabajar en este campo. Es una pena que no hayamos podido estar todo el año», añade. Tras ser esta temporada un equipo itinerante que ha jugado en el Nuevo Vivero, los Campos Eusebio Bejarano y en San Roque, las IDM El Vivero, su cuartel general habitual, será la cuarta ubicación en la que se dispute un encuentro en este curso. 

Antes de este esperado regreso, el club organiza este viernes un viaje en globo que está promovido por uno de los patrocinadores de la entidad.

Te puede interesar:

Objetivo: quinto puesto

Tras una balsámica victoria ante el Castellón, que rompió una mala dinámica después de dos derrotas consecutivas, el Santa Teresa vuelve a ganar enteros para poder finalizar la temporada en quinta posición, de la que actualmente solo les separa un punto. Las de Manuel Fernández tratarán de seguir escalando y aprovechar el duelo directo entre Córdoba y Juan Grande de esta jornada. «Si ganamos, nos podemos meter», asegura el preparador cordobés.