La Guardia Civil instruye diligencias como investigado a un vecino de la localidad pacense de Llerena, por un presunto delito contra los animales (abandono), al ser propietario y responsable de un équido (yegua), no facilitándole asistencia veterinaria estando enferma y sufriendo una larga agonía, con resultado de muerte.

A finales del pasado mes de noviembre, agentes de la Patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de Azuaga, tuvieron conocimiento del supuesto abandono y gravedad del estado de salud de una yegua que se encontraba en una parcela del término municipal de Llerena.

Con la información recibida y fruto de las indagaciones llevadas a cabo, los agentes pudieron ubicar e inspeccionarel lugar donde se encontraba el animal.

La yegua que se hallaba en un lugar carente de salubridad, echada en el suelo, no pudiéndose levantar por si misma y con evidente estado de debilidad y delgadez extrema, apreciándose por el cuerpo diferentes heridas.

A la vista del mal estado del équido y al constatar que el responsable del animal no le había proporcionado asistencia sanitaria, se le instó a que llamara a un veterinario.

En el citado lugar, el facultativo veterinario que reconoció al animal, corroboró la nula salubridad del lugar donde se encontraba, el estado caquéctico, con evidencias que en esa situación llevaría muchos días.

También se pudo comprobar que la yegua carecía de identificación obligatoria (microchip) e inscripción en el registro del lugar donde se encuentra el équido.

Al día siguiente del reconocimiento e inspección, el animal murió.

Ante los citados hechos y pruebas incriminatorias, la pasada semana se procedió a la investigación del propietario del équido por un presunto delito contra los animales (abandono), al no facilitarle asistencia veterinaria estando enfermo, sufriendo una larga agonía, con resultado de muerte.

Las diligencias instruidas han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Llerena y Fiscalía de Medio Ambiente de Badajoz.