El presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, ha visitado esta mañana en Siruela las obras terminadas de acondicionamiento de la carretera BA-136, de Talarrubias a Agudo (Ciudad Real), así como la mejora de la intersección de esta carretera con la BA-128 a Sancti-Spiritus. Una actuación en la que se han invertido 1,4 millones de euros.

La carretera BA-136, de Talarrubias a Agudo (L.P Ciudad Real) tiene una longitud de 32,2 kilómetros, considerándose una de las más largas de la red provincial, que tiene una longitud total de 1.981,14 kilómetros.

La actuación que se ha efectuado ha sido como consecuencia del mal estado del firme y para proceder a un aumento de la seguridad vial en la intersección con la carretera hacia Sancti Spiritus.

Dicha actuación se ha concentrado en un tramo donde el estado el mal estado del firme estaba especialmente acusado como consecuencia del tráfico que ha ido circulando a lo largo de los años, además la intersección del punto kilométrico 14,800 era una intersección en T simple, con dos carriles en la carretera principal con el consiguiente peligro en las maniobras de giro a la izquierda.

Las actuaciones del proyecto mencionado, por tanto, se han dividio en dos. La primera correspondiente al acondicionamiento de la citada intersección que conecta las vías BA-136, de Talarrubias a Agudo, y de la BA-128, de Sancti Spiritus a BA-136.

Y la segunda correspondiente a un refuerzo del firme y mejora de seguridad vial en un tramo de 9 kilómetros.

El presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, ha señalado que esta carretera recién acondicionada “supone algo más de un espacio donde se unen municipios”. Como ha dicho, desde la Diputación este tipo de proyectos se consideran “estratégicos, pues no solo une municipios, sino que la pusimos como prioritaria” porque conectaba provincias y regiones, a través de Ciudad de Real.

Indicación de Talarrubias y Siruela en la carretera BA-136. LCB

Carretera para la oportunidad

Gallardo ha apuntado que ésta es una “carretera para la oportunidad económica de los que viven aquí y los que nos quieran visitar y se puedan enamorar, porque La Siberia enamora”, y más con el impulso que le ha dado la Reserva de la Biosfera.

Éste ha recordado que el compromiso de su gobierno con la comarca ha sido total, pues en los últimos ocho años se ha invertido cerca de 13 millones de euros en infraestructuras de carreteras. Y es que, como ha puntualizado, sigue necesitando de la solidaridad de las administraciones públicas.

Por su parte, el alcalde de Siruela, José Luis Camacho, ha querido agradecer la implicación del presidente de la Diputación en la ejecución de estas obras, muy necesarias y que, sin duda, “van a mejorar la calidad de vida de los vecinos”.