La Confederación Independiente de Empresarios de Badajoz (Ciem) ha pedido que, una vez se aprueben los presupuestos autonómicos 2024, se «priorice» la nueva ayuda incluida destinada a pequeñas y medianas empresas (pymes) para hacer frente a la inflación, debido al impacto en la economía del incremento de los precios.

En una nota, la patronal provincial considera «positiva» la iniciativa dirigida a paliar los efectos de la inflación en las empresas que incluye el proyecto de Presupuestos, así como el paquete de ayudas para consolidar la actividad de los autónomos. Por todo ello, Ciem ha pedido la priorización de esta línea de ayudas y que «se gestione con agilidad» para que «lleguen cuanto antes a las empresas que las necesitan».

«Los empresarios extremeños han demostrado su capacidad para adaptarse a las circunstancias, asumiendo una situación complicada por el incremento de los costes de producción, -ha afirmado el presidente de Ciem, José Luis Iniesta- ahora se espera que la tramitación de esta medida sea ágil y eficaz, para que esos seis millones de euros en ayudas lleguen con celeridad».

La patronal pacense considera además que otras iniciativas como el kit de profesionalización y la tarifa cero para los autónomos son «herramientas esenciales para consolidar el trabajo que realizan muchas pequeñas empresas».

El kit de profesionalización era una de las demandas planteadas por Ciem para «ayudar a crecer a las empresas más pequeñas», en el apoyo a la profesionalización de gestiones que asumen en muchas ocasiones los propios autónomos.

El proyecto de presupuesto contempla a este respecto tres millones de euros para financiar la contratación de colaboradores sociales (gestores administrativos, asesores fiscales, abogados, graduados sociales…), la contratación de profesionales externos y herramientas de gestión, o la planificación de proyectos financiables por fondos nacionales o europeos.

La organización empresarial pacense ha significado también el impacto que la tarifa cero para autónomos puede tener en la consolidación de este área, pues «será una medida muy positiva para que las mujeres retomen la actividad tras tener un hijo o para que los jóvenes lancen sus proyectos empresariales, con la tranquilidad de que no han de afrontar el pago de la cuota durante los dos primeros años».