El desaguisado de Ifeba se repite con el concurso de murgas de Badajoz. La institución ferial de Badajoz (Ifeba) estuvo cobrando entrada a los visitantes y tarifa a los expositores sin una ordenanza que estableciera estos precios públicos. Algo semejante ha sucedido con el concurso de murgas (Comba) que se celebra en el teatro López de Ayala, por el que se cobran entradas al público por asistir, sin que tampoco exista una ordenanza que las sostenga como ingreso en las arcas municipales. El Carnaval está a la vuelta de la esquina y el equipo de gobierno municipal no quiere que le ocurra como con Ifeba, cuando hubo que suspender ferias hasta que se regularizó esta situación. El ayuntamiento celebra el próximo lunes un pleno extraordinario que incluye en el orden del día la aprobación inicial de la ordenanza que ordena los precios públicos para la adquisición de entradas del Comba. Este jueves se ha celebrado la comisión previa al pleno, también extraordinaria, de Economía y Hacienda, en la que se trató esta nueva ordenanza.

Aprobarla por urgencia es la única forma para que pueda estar en vigor para la venta de las entradas del próximo concurso, «porque si no, no llegamos por plazos», ha explicado el concejal de Economía y Hacienda, Javier Gijón, tras la comisión. Una vez que el pleno apruebe la ordenanza, tiene que estar 30 días hábiles en exposición pública antes de su aprobación definitiva. El concejal reconoce que lo que se ha hecho es poner orden en el cobro de entradas «porque si no es un problema legal». Gijón no concreta si será el último. «Estamos trabajando para que todo esté regulado y no se den más situaciones como éstas, para que no nos encontremos con otras sorpresas más adelante».

El PSOE alertó

El portavoz municipal socialista, Ricardo Cabezas, ha recordado tras la comisión que su grupo ya denunció el año pasado «que todas las entradas durante todos estos años se habían estado vendiendo de manera ilegal». Como también alertó de que «se había estado ingresando un dinero que no correspondía al ayuntamiento y que no sé como lo han justificado durante todos estos años». Cabezas califica lo ocurrido como «un auténtico desastre». Critica además que ahora el equipo de gobierno quiera aprobar la ordenanza por la vía de urgencia. «Han tenido más de un año para solucionar el problema y lo traen con el tiempo justo y veremos a ver si llegamos a tiempo».

La ordenanza recoge los nuevos precios de las entradas, que incorporan una subida. La final costará 3 euros más que el año pasado: 15 o 18 euros (según sea para anfiteatro o para patio y palcos). Las semifinales 11 y 14 y las preliminares, 9 y 12. El certamen infantil y juvenil, 6 u 8 euros.

En la comisión, y también en el pleno, se ha incluido la adaptación de la ordenanza fiscal a la normativa nacional por la que la Iglesia deja de estar exenta del pago del impuesto de obras (Icio).