Los vecinos del Casco Antiguo han pasado de las palabras a las acciones. «Nos negamos a aceptar que nuestra asquerosa normalidad es vivir entre ruinas», dicen. 

La plataforma SOS Casco Antiguo y la asociación de vecinos del barrio presentaron esta mañana en la Oficina de Disciplina Urbanística del ayuntamiento 107 denuncias administrativas correspondientes a propiedades «en estado ruinoso, manifiestamente abandonadas».

Luis Pacheco, portavoz de SOS Casco Antiguo, explicó que la presentación de estas denuncias inician un procedimiento administrativo «contra propiedades que están en un manifiesto estado de abandono». Los vecinos afirmaron encontrarse «hastiados de vivir entre ruinas» y percibir por parte del consistorio que están «de espaldas» al barrio, algo a lo que se niegan porque «la ley dice lo contrario». Al hilo de esto, Pacheco afirmó que sus peticiones están amparadas por la ley e hizo alusión al Plan General Municipal del Ayuntamiento de Badajoz, que en uno de sus artículos explica que los propietarios de parcelas urbanas ruinosas, paralizadas o no edificadas deben iniciar su construcción en el plazo máximo de dos años. «Esto es, entre cosas, a contar desde la fecha de aprobación definitiva del Plan General, que fue el 24 de noviembre de 2007». 

Vecinos del Casco Antiguo con las 107 denuncias frente al ayuntamiento. ANDRÉS RODRÍGUEZ

También citaron la de Ordenación Territorial y Urbanística Sostenible de Extremadura (Lotus), que en su apartado sobre personas y entidades responsables dice que incurrirán en responsabilidad administrativa urbanística las autoridades y cargos públicos que con dolo, culpa o negligencia grave dejen caducar los procedimientos de restablecimiento y los sancionadores, o dejen prescribir las infracciones urbanísticas. Además señalaron que los funcionarios que «falten a la obligación de su cargo» tienen responsabilidad penal. 

Javier Fuentes, presidente de la asociación de vecinos de la barriada, añadió ante las puertas del consistorio que ahora lo que esperan es que «muevan ficha y que cumpla con la ley» porque están cansados de ser «negociadores y amistosos» sin obtener respuesta a sus solicitudes. Con la entrega de estas 107 denuncias, dice, tanto SOS Casco Antiguo como la asociación de vecinos dan un paso adelante «hasta las últimas consecuencias», afirmando que esto supone una oportunidad administrativa para el consistorio pero que «si no responde a ella, ahí están los jueces». 

Una vecina de la calle Doblados, ante su vivienda colindante a un inmueble en desuso. ANDRÉS RODRÍGUEZ

Respuesta municipal

Según ha podido saber este diario, en el consistorio comenzaron a trabajar esta misma mañana en las denuncias. «Ya se está revisando y estudiando todo. Vamos despacio porque son muchas, pero pronto ya podremos hablar del tema», afirma el concejal de Urbanismo y de Inmuba, Carlos Urueña. «Muchas de ellas ya tienen órdenes de ejecución, ya hemos actuado nosotros o se les ha pedido acondicionamiento» y quiso dejar claro que las actuaciones subsidiarias «llevan unos plazos largos». El concejal también dijo que hay muchos inmuebles que no tienen un propietario conocido, lo que dificulta la actuación sobre ellos.

Con respecto a la inmobiliaria municipal, Urueña añadió que posee en el Casco Antiguo 115 inmuebles, de los que casi 105 son solares en el ámbito de El Campillo. «La mayoría están en la zona de la urbanización o en Eugenio Hermoso porque eso será una parcela dotacional a la que se le dará uso público» y quiso dejar claro que «sí que se invierte en el Casco Antiguo» e hizo referencia a actuaciones que están previstas para el 2024: la urbanización de El Campillo, la compra de los inmuebles que quedan en Eugenio Hermoso o la ejecución de las viviendas de la calle Jarilla, Costanilla y San Lorenzo. «Hablamos de una inversión del orden de ocho millones de euros en la zona».

El edil quiso matizar la referencia al Plan General que hicieron los vecinos explicando que «la ley habilitará al municipio. Esto es dar la posibilidad de hacerlo, no la obligación. Este artículo se hizo para luchar contra la especulación, no para todos los casos». 

Por último, dijo que desde la concejalía se buscan soluciones reales, pero que hay que afrontar que «los problemas complicados nunca tienen soluciones fáciles», y que en caso de que así lo deseen, se reunirá con los vecinos para escuchar sus sugerencias y explicar la situación.