Un hombre de 40 años ha ingresado en prisión después de que la Policía Nacional de Badajoz lo detuviera cuando transportaba un kilo de heroína en su vehículo. La detención, según han informado este viernes fuentes de la comisaría pacense, se produjo el pasado 24 de noviembre, cuando fue sorprendido conduciendo a gran velocidad por la A-5, en dirección a Mérida, por lo que fue interceptado por varias patrullas.

Al inspeccionar el vehículo, hallaron, ocultas en el maletero, dos placas prensadas y termosellada al vacío con 1.003 gramos de heroína, por lo que el conductor fue arrestado de inmediato. De esta cantidad de droga, se podrían haber obtenido 10.000 dosis para su venta. El hombre, con antecedentes, fue puesto a disposición de la autoridad judicial, que decretó su ingreso en el centro penitenciario de Badajoz.

Esta detención, según señalaron fuentes policiales, es el resultado de los dispositivos policiales establecidos para la represión del tráfico de drogas "en los puntos negros de la ciudad", entre ellos el Gurugú y Los Colorines. Fue en uno de ellos, cuando observaron la presencia de un vehículo sobre el que había en vigor una requisitoria por la sustracción de su documentación y la falta de seguro obligatorio y averiguaron que la persona que habitualmente lo utilizaba tenía una reclamación judicial por un juzgado de Sevilla, por lo que al volver a avistar el turismo por la A-5, fue seguido e interceptado.