El Ayuntamiento de Badajoz ha demostrado siempre una gran sensibilidad por la creación de empleo y riqueza. Su alcalde Ignacio Gragera es, de hecho, un emprendedor siempre preocupado por crear en la ciudad del Guadiana las mejores condiciones para su crecimiento. Recientemente, Ignacio Gragera ha sido designado presidente un periodo de un año de la eurociudad Eurobec, que agrupa a la capital pacense junto a las localidades portuguesas de Elvas y Campo Maior. En los últimos cuatro años el número de empresas extremeñas que exportan a la economía portuguesa ha seguido una trayectoria ascendente, alcanzando las 501 empresas el pasado año. Para ello, insiste en una es necesaria una apuesta por las comunicaciones entre España y Portugal, especialmente con las conexiones de Alta Velocidad que tantas veces y desde hace tanto tiempo llevamos reivindicando.

Los Premios Empresario de Badajoz cumplen trece ediciones dinamizando la economía de la ciudad. ¿Qué significan para usted estos galardones?

Los Premios Empresario de Badajoz son un estímulo para todos los hombres y mujeres de negocio de Badajoz; y también significan un importante reconocimiento a la labor que hacen desde Badajoz todos aquellos que deciden emprender en nuestra provincia.

Las Escuelas Profesionales han aumentado 45 plazas de inserción laboral directa. ¿Qué beneficios aporta la formación a los ciudadanos?

Destaco sobre todo las posibilidades de acceder al mercado laboral para todos aquellos que tienen más dificultades para hacerlo. También les permite a las empresas acceder a una formación que prácticamente es a la carta con los perfiles que ellos más demandan. Gracias a la colaboración de las instituciones se puede dar una oportunidad a aquellos que durante un tiempo no la han tenido.

Ifeba es otro de los motores económicos de la ciudad ¿Qué planes de futuro tiene para la institución?

Más allá de los calendarios oficiales de ferias, que se encuentran completamente consolidados, intentaremos potenciar que la vertiente privada de las ferias siga posicionando a Ifeba como un espacio privilegiado para ferias y eventos en el suroeste ibérico. Este año hemos tenido grandes éxitos en las ferias privadas en Ifeba y a través de nuestro departamento comercial vamos a tratar de llenar todas las fechas que aún quedan libres en el recinto ferial para que siempre haya actividades.

¿Cómo potencian y promueven las relaciones con Portugal?

A través con el contacto directo entre los alcaldes de la eurociudad Eurobec, que ahora presidiré durante un año. También lo hacemos a través de contactos directos y proyectos con la Comisión de Coordinación y Desarrollo Regional del Alentejo o con las asociaciones de empresarios como la Cámara de Lisboa, la Cámara Hispano Lusa y la Asociación de Empresarios de Elvas. Eso permite que desde Badajoz los empresarios de la ciudad tengan acceso al mercado portugués.  

¿Cuáles son los retos en lo que respecta al pequeño comercio?

Es clave intentar encontrar la especialización que los clientes demandan, intentar adecuar los espacios comerciales tradicionales de Badajoz y dotarlos de una oferta complementaria. Sobre todo intentar concienciar e informar de la importancia que tiene mantener el comercio tradicional dentro de los límites del casco urbano. Los gustos del consumidor han cambiado y ahora las plataformas comerciales tienen muchas ventajas competitivas, como vender productos con un solo clic. Nosotros tenemos que ofrecer otras cosas, otros valores y concienciar a los ciudadanos de la importancia que tiene para nuestro día a día.

¿Cómo animaría a un joven emprendedor a iniciar su actividad en la ciudad?

El joven emprendedor si lo es de verdad no necesita ser animado, porque es básicamente un aventurero, un luchador al que una vez que ha tomado la decisión hay que facilitarle el camino entre todos.

El Casco Antiguo de Badajoz sigue necesitando de cuidados e inversiones ¿qué se está haciendo al respecto?

Desde el Ayuntamiento de Badajoz estamos realizando varias obras en ese entorno: San Pedro de Alcántara, Bravo Murillo, San Juan, el entorno del Palacio de Godoy, la iglesia de Santa Catalina, la Galera y El Campillo. Todo esto va a cambiarle la cara a lo que es el casco antiguo tal y como lo conocíamos, lo que va a permitir dotarlo de grandes espacios abiertos. A partir de aquí necesitamos que el resto de las administraciones nos ayude a través de un consorcio, que una vez que se constituya, fije un Plan Director para tener una ruta para los próximos años, que suponga ningún tiempo de problemas, independientemente de quién gobierne. 

Cuanto tomó posesión de la alcaldía dijo: “exigiremos justicia para nuestra capital reclamando la deuda histórica que tienen con esta ciudad y proponiendo y exigiendo soluciones”. ¿Qué se ha materializado hasta la fecha de esas reivindicaciones?

Desgraciadamente de las reivindicaciones que hacíamos al gobierno de España prácticamente nada. Se ha iniciado el desdoblamiento de la carrera de Sevilla, con más de 6 años de retraso. Seguiremos insistiendo porque tenemos muchos déficits en materia de infraestructuras. Con la Junta de Extremadura, obviamente, la situación ha cambiado y tenemos una mejor y mayor interlocución que esperemos que se verá reflejada en los próximos presupuestos regionales.