Noche de emociones, de reconocimientos al camino emprendido y de agradecimientos. Sobre todo de agradecimientos: al tejido empresarial que hace región, que hace provincia y que hace ciudad. La Crónica de Badajoz entregó anoche sus Premios Empresario de Badajoz, que alcanzan su decimotercera edición con un hilo conductor: son los premios de triunfadores por méritos propios.

El presidente de Fundación CB, Emilio Vázquez, junto a la vicepresidenta de Prensa Ibérica, Arantza Sarasola.

Por méritos como los de Carlos Arce, presidente de Arranz Consultores, una de las principales asesorías del país, que recogió el galardón principal de la gala, el de Empresario del Año, de manos de la presidenta de la Junta de Extremadura, María Guardiola. Emocionado por el reconocimiento, su intervención estuvo repleta de agradecimientos, al equipo humano, que trabaja con «eficiencia y eficacia» y que está unido por «un sentimiento de familia». Agradecimiento a su hermano Ángel Luis, CEO desde hace tres años en «el mejor trabajo del mundo». Y agradecido a su familia, a su mujer, especialmente. También fue reivindicativo, al pedir agilidad en los trámites administrativos y dedicó el premio a «todos los que se levantan a diario a trabajar con ahínco y honestidad por Extremadura».

La honestidad fue uno de los muchos valores que mencionó Francisco Javier Villalba, CEO de Gévora Construcciones, al recoger el premio Trayectoria Empresarial, en nombre de una constructora que alcanza medio siglo de existencia, «Honestidad, afán de superación, apuesta por la innovación y un gran equipo humano» son los valores que respaldan esta trayectoria.

Una trayectoria que ya empieza a dibujar con fuertes cimientos Golendus, merecedora del Premio a la Mejor Iniciativa. Lo recogió Gema Alejandra González, CEO y socia fundadora, quien se comprometió a convertir a Extremadura en un «referente en el sector del hidrógeno».

Como referente es Galifarma, afianzada en dos generaciones desde 1988. Macarena y Samuel Galindo recogieron el galardón y también pidieron a la Administración «que facilite nuestro trabajo» a las pymes. El Premio Autónomo lo mereció David Mata, de Dave Desing, que puso la nota de humor a la gala cuando comentó que acababa de «aterrizar» de un viaje a Valencia. Después reconoció que las 6 horas de viaje le permitieron tener tiempo para escribir su discurso. Este artesano y artista selló un compromiso con su ciudad, al manifestar que su empresa, que sigue creciendo, se queda en Badajoz «cien por cien».

El premio Especial a la promoción de Badajoz lo estrenó Cívitas, por el congreso de peñas del Atlético de Madrid. En nombre de Alejandro Ayala lo recogió Juan Antonio Ortiz, consejero de Cívitas.

Abrió la gala el Premio Especial de La Crónica de Badajoz, que en esta edición recayó en Fundación CB, cuyo presidente, Emilio Vázquez, lo dedicó al pequeño grupo de trabajadores que sustenta su gran labor y a los patronos.

A la gala asistieron, además de la presidenta de la Junta de Extremadura, el alcalde de Badajoz, Ignacio Gragera, el presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, el delegado del Gobierno, Francisco Mendoza, así como otras autoridades y representantes del tejido empresarial de la ciudad.

También, una edición más, quiso estar presente en estos premios Javier Moll, presidente de Prensa Ibérica, grupo editor de LA CRÓNICA, que estuvo acompañado por la vicepresidenta, Arantza Sarasola, la adjunta al presidente y directora editorial, Ainhoa Moll, la directora general de zona, Ángeles Rivero, la directora de EL PERIÓDICO EXTREMADURA, Marisol López del Estal, y el director de este diario, Antonio Cid de Rivera.

Moll destacó como grandes virtudes de los empresarios su «espíritu de sacrificio y dedicación», valores que junto a la iniciativa, la constancia y el talento, reconoce LA CRÓNICA con estos galardones. El presidente de Prensa Ibérica resaltó el papel fundamental de las empresas para fijar población al territorio, porque son generadoras de empleo y permiten a las familias «marcarse un proyecto de vida». «Sin las empresas, la sociedad languidece y se empobrece», dijo.

Moll mostró el compromiso de LA CRÓNICA con este sector y anunció que, coincidiendo con el 18 aniversario de este medio, Prensa Ibérica va a dar un paso más para afianzarlo con el objetivo de convertirlo en «el diario de referencia en todos los órdenes, haciendo un periodismo independiente y comprometido con Badajoz y sus intereses»

Por su parte, Cid de Rivera pidió a los empresarios que confíen en LA CRÓNICA, «que se hace en y por Badajoz» y recordó que durante los últimos 13 años, estos galardones se han entregado a 65 empresarios «que han triunfado, llevando la economía y el empleo a cotas dignas de consideración». También señaló que estos premios son el reflejo de la evolución del tejido empresarial de Badajoz y su provincia, que ha pasado de estar copada por empresas agroalimentarias con hombres al frente a ampliarse con iniciativas innovadoras y mujeres ocupando los puestos de liderazgo.

El alcalde de Badajoz puso en valor que estos premios son un «escaparate, foco y acicate» para todos los empresarios de la provincia, a quienes aseguró que tanto en el Ayuntamiento de Badajoz como en su persona encontrarán siempre un «aliado».

En su intervención, la presidenta de la Junta consideró indigno que se «demonice» a los empresarios, porque «arriesgan en lo personal, lo económico y quitan tiempo a sus familias». «De vuestra osadía depende nuestra tierra. Extremadura avanza y lo hace gracias a personas como vosotros», les dijo.

En este sentido, la presidenta hizo un llamamiento para que «todos unidos» defiendan la región como «un lugar de oportunidades y perfecto para invertir» y afirmó que desde el Gobierno regional se acompañará con los presupuestos «del cambio», que impulsarán el apoyo al tejido productivo.

La gala, patrocinada por la Junta y Philip Morris y con más de 300 invitados, la condujo la periodista extremeña Lola Trigoso, y la banda sonora corrió a cargo de Entrenotass. Tras la entrega de premios, los asistentes disfrutaron de un ágape con jamones Dehesa de Extremadura de Casa Bautista, quesos de la Cooperativa Ganadera de Castuera, vinos Martínez Paiva y cava de López Morenas.