El Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible ha licitado por un importe de 3,6 millones de euros (IVA incluido), la redacción del proyecto de trazado y construcción de la Ronda este de Badajoz, para la conexión de la Autovía A-81, la N-432 y la autovía A-5. Así, esta nueva carretera unirá el Cerro Gordo con la Dehesilla de Calamón. Este itinerario es competencia del Estado al unir exclusivamente vías integradas dentro de la Red de Carreteras del Estado.

El presupuesto estimado de las obras asciende a 80 millones de euros, también IVA incluido.

El proyecto tendrá una longitud aproximada de 7,5 kilómetros de autovía de nuevo trazado, concretamente desde el kilómetro 0 de la Ronda Sur de Badajoz al kilómetro 392,500 de la autovía A-5. El trazado contará con dos calzadas de siete metros cada una (con dos carriles de 3,5 metros cada una), así como con arcenes exteriores de 2,5 metros y arcenes interiores 1/1,5 metros, según explica el Ministerio.

Estos serán los enlaces de la autovía

Hay varios enlaces previstos para la Ronda Este de Badajoz. El trazado se iniciaría en la zona donde se ubicará el futuro enlace completo con la A-81, debiendo coordinarse con el Tramo I correspondiente a la Ronda Sur de Badajoz de la Junta de Extremadura (Enlace 1). En su cruce con la N-432 será necesario realizar el Enlace 2 «de manera que se resuelvan todos los posibles movimientos», explican desde el Ministerio.

En su desarrollo posterior, se cruza la carretera BA-022 de la Diputación de Badajoz (la carretera a Villalba de los Barros), donde se planteará el Enlace 3 completo.

En su zona final, dicen, el enlace se sitúa con la autovía A-5 unos kilómetros antes del enlace 395 ya existente con la carretera N-V y BA-20.  Este último será «semidireccional», de manera que tendrá todos los movimientos directos y los ramales cruzados a distinto nivel. «Puesto que el trazado de la A-5 se aproxima en esa área a la zona urbana, concretamente a la urbanización Cerro Gordo, se plantea realizar una variante de dicha A-5 de unos 3 kilómetros, desplazándola hacia el sur con el objeto de ubicar ahí el enlace sin afectar al suelo urbano residencial». En todo caso, durante la redacción del proyecto se analizarán las diversas alternativas técnicamente viables para el enlace con el fin de que afecte lo menos posible al tramo actual de la A-5.

Asímismo se proyectarán los caminos de servicio laterales necesarios para asegurar la accesibilidad a todas las parcelas afectadas por la nueva autovía, así como para restituir los caminos existentes. El proyecto también plantea los pasos sobre o bajo la autovía necesarios para asegurar la permeabilidad transversal de la traza, «al menos unas 15 estructuras».

Por ahora se desconocen fechas de inicio o ejecución de las obras.

Una obra paralela a la Ronda Sur

Paralelamente a esta actuación desarrollada por el Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible, la Junta de Extremadura está desarrollando la Ronda Sur de Badajoz, con el fin de dar continuidad por fuera del núcleo urbano a las dos principales vías autonómicas que confluyen en Badajoz, que son la EX-310 a Valverde de Leganés y la EX-107 a Portugal por Villanueva del Fresno. Esta Ronda Sur autonómica contempla su prolongación para la conexión con las carreteras del estado N-432 y con la autovía A-5. Cabe recordar que en junio de este año, la Junta adjudicó la redacción de los proyectos de los dos últimos tramos.