De los 69 atropellos registrados en el casco urbano en 2022, 55 se produjeron en pasos de peatones sin semáforos, es decir, el 79,7%, según los datos que figuran en la memoria del año pasado de la Policía Local de Badajoz, que no ofrece los datos de 2023, hasta que presente la memoria en enero. El doble atropello ocurrido la mañana del pasado viernes, con una mujer fallecida y otra herida grave, responde a esta casuística, pues sucedió en el paso de cebra de la avenida Sinforiano Madroñero situado frente a la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG), que carece de regulación semafórica y tampoco está elevado.

Un Peugeot 206 que circulaba en dirección a la fuente de Isabel de Portugal se llevó por delante a las dos mujeres, que quedaron bajo las ruedas del vehículo. Mercedes Ponce García, de 58 años, que vivía en la misma avenida y hacía este recorrido habitualmente, no pudo sobrevivir a las graves heridas que sufrió y falleció el sábado por la noche en el Hospital Universitario. Su acompañante, de 62 años, también resultó herida grave, pero se está recuperando y ya se encuentra en planta.

Cuando un atropello se produce en un paso de peatones sin semáforos, no existen apenas dudas de la culpabilidad del conductor. En el caso del sucedido en Sinforiano Madroñero, dio negativo en la prueba de alcoholemia. El atestado no estaba aún cerrado ayer, pues la investigación sobre las causas seguía abierta, si bien las pruebas iniciales descartan el exceso de velocidad, según explicó la Policía Local. Pudo ocurrir por una distracción al volante o deslumbramiento por el sol, pero está por determinar. El atropello se produjo pasadas las 10.00 de la mañana. Las distracciones estuvieron presentes en 63 de los 69 atropellos ocurridos en 2022 (91,3%). En el 89,9% (62) la responsabilidad se atribuyó al conductor, mientras que en 7 fue del peatón, por irrumpir en la calzada en un lugar distinto al habilitado.

En Badajoz no se producía una víctima mortal por atropello en el casco urbano desde diciembre de 2020. Ocurrió una mañana de niebla, el día 17, en la barriada de Suerte de Saavedra, en la avenida Antonio Hernández Gil, a las 7.45 horas. Una conductora de 60 años arrolló a una mujer de 61, que quedó bajo el vehículo y cuyo cuerpo tuvieron que rescatar los bomberos. Desde aquel trágico accidente, no ha habido más víctimas mortales por atropello en Badajoz. Hasta el viernes pasado.

En 2022 se produjo un incremento del número de atropellos en el casco urbano, pues ocurrieron 69 siniestros, frente a 60 del año anterior. El resultado fue de 11 heridos graves y 62 leves, ya que en dos de los atropellos hubo más de una víctima. Ni en 2021 ni en 2022 hubo fallecidos, mientras que en los tres años anteriores (2018, 2019 y 2020), en conjunto, 6 personas murieron arrolladas por vehículos y 53 resultaron heridas graves.