Policía Nacional propone una sanción a una persona que prestaba servicios de seguridad en una obra, como también a la empresa constructora, por utilizar dicha persona para las funciones de vigilancia sin contar con habilitación ni permiso oficial.

La investigación empezó el pasado mes de marzo tras una denuncia interpuesta en la Unidad de Seguridad Privada en Badajoz donde se relataban los hechos, llevando a cabo los agentes diferentes gestiones, como vigilancias, inspecciones y actas de declaración. El supuesto vigilante prestaba los servicios de vigilancia en una obra situada en la barriada de San Fernando en horario nocturno y los fines de semana, cuando no había actividad, evitando así intrusiones y robos a las instalaciones de la empresa constructora, que utilizaba los servicios de esta persona sin haber formalizado el correspondiente contrato de trabajo.

Por tales hechos y según la vigente la Ley de Seguridad Privada se propone para sanción al presunto responsable con una multa de entre 6.000€ y 30.000€, proponiendo a la empresa constructora para una sanción de entre 20.000€ y 100.000€, por utilizar personal de seguridad sin habilitación por parte del Ministerio del Interior.