Chicles, papeles o incluso restos de obra se acumulan en el alcantarillado pacense.

Según informa Aqualia, la empresa adjudicataria del servicio de Agua, cada año los pacenses tiran de media 480 toneladas de residuos de las rejillas de alcantarillado (los imbornales) y de los colectores de saneamiento. «De ahí la importancia de que no se tiren en el interior de las rejillas de las alcantarillas ningún tipo de desecho», explican desde la empresa.

Los datos hablan por sí solo. Este año han actuado sobre unos 15.600 imbornales. «Este trabajo tiene como fin desatascar estas rejillas y conducciones de agua sucia para que cuando llueva cumplan adecuadamente su función de evacuar el agua de la calle y evitar inundaciones». La empresa también anima a los ciudadanos a llamar para comunicar cualquier incidencia que se detecte referente a atascos o inundaciones o a denunciarlo a través de su aplicación a través de una foto. 

Es por esto que han retomado su iniciativa ‘actuaconaqualia.com’, «que este año subraya el papel esencial que todos tenemos para abordar la crisis del saneamiento, apelando al compromiso ciudadano para hacer un buen uso del inodoro y no utilizarlo como papelera», dicen. La campaña anima a los ciudadanos a asumir este comportamiento en su rutina diaria para crear un impacto positivo en el planeta. 

Llamamiento de Naciones Unidas

Según datos aportados Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Unesco en su ‘Informe sobre Progreso en el agua potable, el saneamiento y la higiene en los hogares’, cerca de 3.500 millones de personas viven sin acceso a un aseo seguro y 2.200 millones no tienen acceso a agua salubre. Además, 19 millones de personas todavía hacen sus necesidades al aire libre. Ante esta situación, Naciones Unidas reclama trabajar cinco veces más rápido en materia de saneamiento para alcanzar el objetivo «sanitarios y agua seguros para todos». 

Siendo hoy del Día Mundial del Retrete, Naciones Unidas señala que «todos podemos hacer algo para abordar la crisis del saneamiento. Cada acción, por pequeña que sea, ayudará a mejorar los sistemas sanitarios y a proteger la naturaleza», reclama el organismo internacional.