El torero Julián López 'El Juli' ha apadrinado este jueves en Badajoz la Cata Solidaria en favor del Banco de Alimentos. El matador de toros ha participado de este evento en el palacio de cristal del hotel Río, estando acompañado por la presidenta de la organización benéfica, Cristina Herrera, y el empresario Juan Barrero, propietario de la Bodega Santa Marina.

Un total de 76 bodegas, de regiones vitivinícolas tan importantes como La Rioja, Castilla y León, Galicia, Extremadura o la Gironda francesa, han participado este miércoles y jueves en esta actividad, la cual ha resultado un verdadero éxito de público.

El integrante del Banco de Alimentos de Badajoz Jesús Reynolds ha manifestado que esta iniciativa es “muy importante” pues “llega en el peor momento con diferencia” para la entidad. El horizonte a futuro que se cierne en torno al sistema de ayudas de productos financiado por la Unión Europea (UE), el cambio de tendencia en la donación de alimentos durante las operaciones “Kilo” desde la pandemia (periodo que redujo la donación física al ser obligatoria la monetaria) o la inflación han dejado a los bancos de alimentos en una situación “difícil”.

En el caso del incremento de los precios, Reynolds ha dicho que las recaudaciones monetarias que se obtienen por ejemplo para leche representan contar “con un 30 por ciento menos respecto a hace dos años”, de ahí las actuales dificultades. Por todo ello “es más necesario que nunca el impulso de estas iniciativas” como la de la cata solidaria impulsada por la firma Bodega Santa Marina de Badajoz.

El torero Julián López en la Cata Solidaria del Banco de Alimentos este jueves. Santi García

El responsable de esta firma, Juan Barrero, ha manifestado por su parte que la iniciativa se desarrolla cada cinco años “debido al gran trabajo que supone aunar este número de bodegas de tanta importancia”. No en vano, Barrero destaca que en muchos casos “vienen los propios dueños de las bodegas”, lo cual “hay que destacar”, pues algunas de ellas proceden de Burdeos, La Rioja, Galicia o del entorno de Ribera del Duero, entre otras zonas geográficas.

Con el importe de la entrada, 10 euros, se permite el acceso a la cata y el asistente puede apreciar toda la oferta vinícola que desee.