El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

24 nuevas personas cubrirán el control de acceso, limpieza y mantenimiento básico en las instalaciones deportivas

Los sindicatos denuncian la «privatización encubierta» de los servicios de la FMD en Badajoz

CSIF y CCOO tachan de «mentira» los contratos de inclusión creados por el ayuntamiento

Exigen que se cubran las plazas con trabajadores en plantilla para poder hacer «trabajos de calidad»

La piscina de La Granadilla, una de las instalaciones de la FMD. SANTIAGO GARCIA VILLEGAS

Los sindicatos CSIF y CCOO denuncian que el nuevo contrato que el Ayuntamiento de Badajoz ha sacado para cubrir algunos servicios de la Fundación Municipal de Deportes (FMD) con personas con discapacidad son una «privatización encubierta».

David de la Montaña, de CSIF, se muestra rotundo ante estas nuevas contrataciones. «Son 24 las personas que van a contratar pero que realmente no se van a cubrir las vacantes que tiene el equipo de trabajadores de la FMD. Es una empresa externa la que se va a hacer cargo de un trabajo municipal». Sandra Méndez, de CCOO, critica la situación ya que «los contratos que se están haciendo empeoran la calidad de vida del trabajador. Están dando contratos basura, ni siquiera a jornada completa. Así no se consigue estabilidad para las personas», afirma. El consistorio confirma que los contratos ofrecidos tienen una duración de un año prorrogable. «No son buenos para nadie, ni para los contratados ni para los demás, porque se han hecho amortizando empleo público, en concreto 14 plazas de mantenimiento que estaban vacantes. Se puede vender de muchas formas, pero no es un acuerdo de colaboración como dicen sino que se ha sacado una licitación para cubrir este servicio». 

Estos trabajadores cubrirán el servicio de apertura y cierre de las instalaciones deportivas, control de aforo, tareas menores de mantenimiento básico, encendido y apagado de pistas y alarmado y atención al usuario, así como el cumplimiento de las normas de funcionamiento y uso de las instalaciones gestionadas por la FMD en la ciudad. Lo harán a través de Integra CEE, organismo que se define como «una empresa social que tiene como compromiso la inclusión sociolaboral de personas con discapacidad y la prestación de servicios con altos estándares de calidad». De la Montaña afirma, en referencia al trabajo que van a realizar, que «no es sencillo, no es encender y apagar las luces, conlleva mucha responsabilidad. Si la persona de esa empresa no lo hace, ¿quién lo va a hacer? ¿Qué pasará cuando haya una incidencia, llamarán al compañero de plantilla que sepa cómo arreglarlo para solucionar problemas de las instalaciones de las que se supone que se tiene que hacer cargo la empresa externa?». 

Una plantilla mermada

«La amenaza de la privatización de servicios de la FMD lleva mucho tiempo sobre la mesa», insiste De la Montaña. Según el representante de CSIF, desde 2008 no ha habido nuevas incorporaciones, habiéndose producido sin embargo bajas por jubilaciones y otros motivos.

«Ahora mismo hay 24 personas de mantenimiento en plantilla. De esa veintena, 2 tienen una baja de larga duración, 3 tienen una adaptación de funciones derivadas de patologías que sufren y 2 más estamos liberados. Badajoz tiene más de 50 instalaciones deportivas entre pistas de los barrios, pabellones, campos de fútbol, instalaciones en pedanías... es imposible con lo que hay ahora mismo siquiera abrir y cerrarlas todas». 

Méndez y De la Montaña coinciden en que este un problema que viene de atrás y se traduce en el mal funcionamiento de las instalaciones deportivas de la ciudad. «Nos han tenido durante mucho tiempo en el abandono y ahora se nota». La solución real, dicen, pasa por la creación de contratos municipales para cubrir los servicios de la Fundación Municipal de Deportes. «Lo que había que hacer es reforzar la calidad de los servicios que se le ofrecen a la ciudadanía y eso se consigue cubriendo las plazas vacantes con trabajadores en plantilla. Cualquier otra cosa acabará, a buen seguro, siendo contraproducente», afirma Méndez. 

Compartir el artículo

stats