El diestro Morante de la Puebla sufre la fractura del "séptimo arco costal izquierdo" tras el percance sufrido en la corrida de ayer en Badajoz, donde fue volteado hasta en dos ocasiones por el cuarto toro, y por este motivo causa baja esta tarde en Alicante y es seria duda para sus compromisos de la próxima semana en Burgos y Zamora.

La fecha para su vuelta a los ruedos dependerá de la "remisión de la sintomatología", según recoge el informe médico de las pruebas a las que fue sometido en el hospital Quirónsalud Clideba de Badajoz, y que confirmaron dicha fractura en el en el "séptimo arco costal izquierdo, sin desplazamiento y sin signos radiológicos de neumotórax".

El diestro sevillano proseguirá la recuperación en su domicilio y su vuelta a los ruedos dependerá de la evolución.

Debido a este contratiempo no podrá hacer el paseíllo esta tarde en la corrida de Victorino Martín que echa el cierre a las Hogueras de Alicante, y su puesto en el cartel lo ocupará el también sevillano Manuel Escribano, que hará el paseíllo junto a Rafaelillo y Pablo Aguado.

Pero también queda en el aire sus compromisos de la próxima semana, el día 28 en Burgos y el 1 de julio en Zamora. Más lejos quedan sus siguientes festejos: 9 de julio en Estepona (Málaga) y el 11 en Pamplona.

Morante de la Puebla fue volteado hasta en dos ocasiones por el cuarto toro de la corrida de ayer en Badajoz, al que acabó cortando una oreja. Tras la lidia pasó por su propio a la enfermería donde fue asistido de: traumatismo torácico con hematoma a nivel de fosa renal izquierda, con dolor en la arcada costal izquierda y en la tabaquera anatómica de muñeca derecha".