El Ayuntamiento de Badajoz aseguró ayer que la Policía Local no dejó de atender requerimiento el pasado sábado por la tarde tal y como informó el sindicato Aspolobba. «La seguridad estuvo garantizada en todo momento», destacó a este diario. Asimismo, explicó que no pueden planificar ausencias por incidencias imprevistas.

Por su parte, el presidente del sindicato, Manuel Manzano, consideró que no es normal que para un partido de fútbol del CD Badajoz no se nombrara ni un solo agente para hacer este servicio extraordinario cuando siempre hay entre 10 y 15. Tampoco comprende que se intente justificar que con un solo coche garantiza la seguridad de la ciudad un sábado por la tarde. «Está jugando con fuego y la presión que le mete a los agentes es muy grave. Esto no ha ocurrido jamás», añadió.

Manzano pidió que no se vuelvan a cercenar los derechos de los trabajadores porque les están denegando, de manera sistemática, días de asuntos propios, de libranza y hasta los permisos, que son un derecho. En este sentido, anunció que este asunto ya está en manos de la asesoría jurídica de Aspolobba y que interpondrán una demanda al ayuntamiento. Otra cosa de la que se quejó es de que hay dos o tres policías a los que mandan a hacer servicios extraordinarios retribuidos, siendo «muy peligroso» que sean siempre las mismas personas porque debería estar repartido. Asimismo, reclamó que el servicio de grúas funcione a la par que la policía.

El presidente sindical expresó que el ayuntamiento tiene que poner una «solución sólida» al problema que hay con Policía Local. Así, recordó que tienen 40 coches y motos paradas por una denuncia del sindicato y que no se ha hecho nada al respecto. También contó que hay un déficit de 150 agentes, aproximadamente, y que está reconocido por la propia jefatura, al igual que no hay partida presupuestaria para los servicios extraordinarios. Aún les deben algunos de 2021 y bastantes de 2022, detalló.