Kiosco El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

La asociación vecinal hace un repaso a los problemas que el Ayuntamiento de Badajoz no resuelve

Cerro Gordo denuncia el "abandono" de esta barriada

Los vecinos se quejan de que se secan los árboles y no se reponen, hay aceras rotas, paradas de autobús sin plataforma accesible, calles que no se limpian e instalaciones deportivas descuidadas

Suciedad y malas hierbas junto a la pista deportiva. S. GARCÍA

La fuente de la plaza del Conde de la Torre del Fresno, tapada. S. GARCÍA

La fuente de la plaza del Conde de la Torre del Fresno, en Cerro Gordo, lleva más de 7 años sin funcionar. Los vecinos estuvieron pidiendo al ayuntamiento que la reparase porque además, cuando estaba llena de agua estancada era un foco de infección. Hace dos años el equipo de gobierno se comprometió a arreglar la mitad y tapar el resto para colocar juegos infantiles adaptados con sombra, una idea que el barrio acogió como solución práctica pues es el de más población infantil de Badajoz. En febrero de este año parte de la fuente fue tapada y las familias de Cerro Gordo creyeron que había llegado su momento, pero nada más lejos, pues ahí se quedó y ni siquiera se retiraron los bolardos de alrededor, que pueden llegar a ocasionar accidentes.

Para la Asociación de Vecinos de Cerro Gordo este es uno de los muchos ejemplos de desatención que sufre este barrio por parte del ayuntamiento. Su presidente, Antonio Osorio, recuerda que desde hace más de 6 años vienen pidiendo un parque canino, como existen en otras zonas de la ciudad, pues en esta barriada hay muchos perros, sobre los que tampoco hay control policial, se queja. «Yo creo que en este barrio hay más perros que niños», apunta el presidente vecinal, que asegura que el equipo de gobierno se comprometió a habilitar un lugar de esparcimiento para las mascotas, pero no lo ha cumplido hasta ahora. En cuanto a la presencia de policías locales, Osorio se queja de que «pasan por la avenida principal esporádicamente, se dan la vuelta y se van, eso es lo que hacen».

Aceras levantadas. SANTIAGO GARCIA VILLEGAS

El listado de quejas es más largo. La única instalación deportiva que existe en el barrio «está totalmente abandonada», pues carece de mantenimiento por parte del ayuntamiento. Tiene las porterías rotas, las canastas sin red y la pista está llena de agujeros y «jamás se limpia». Osorio recuerda que hace 3 años pidieron a la Junta de Extremadura cubrir estas instalaciones «pero se quedó en el recuerdo».

Matojos en una parcela que es un erial. SANTIAGO GARCIA VILLEGAS

Denuncian asimismo que la limpieza de las calles es insuficiente. Apunta Osorio que al inicio de la legislatura el ayuntamiento anunció limpiezas integrales por barriadas, pero asegura que en Cerro Gordo no se ha hecho nunca, como tampoco se baldean las aceras con agua a presión y «nunca» pasan las barredoras. Reclama además que se desbroce el perímetro del barrio al menos una vez al año, para prevenir los incendios de pastos. Tampoco se cuidan las zonas ajardinadas, donde los árboles se van secando, como las palmeras, que se mueren por el picudo rojo y no son repuestas. «Aquí lo que se seca, se corta y ya está», asegura el presidente vecinal, que cuenta que después de 11 años solo ha habido una campaña de poda, en la avenida principal, «porque las ramas llegaban al suelo». A este abandono añaden el mal estado del acerado «que está hecho una pena» y hay vallas que llevan «meses».

Palmera enferma. SANTIAGO GARCIA VILLEGAS

A la entrada del barrio existe un hundimiento. En marzo el servicio municipal de Vías y Obras anunció su reparación. Se colocó una señal de avisto «y cada vez está peor».

Por no tener, carecen de plataformas de accesibilidad en las paradas del autobús urbano. En febrero de 2019 el entonces alcalde anunció que todas las de la ciudad serían accesibles en pocos meses. «Todas menos las de Cerro Gordo», lamenta Osorio. En esta barriada hay cinco paradas de autobús y una de ellas ni siquiera tiene marquesina. El servicio de autobús sí funciona muy bien, según reconoce este representante de los vecinos.

Parada de autobús sin plataforma accesible. SANTIAGO GARCIA VILLEGAS

La asociación lleva pidiendo además desde 2016 un centro cívico, o unas instalaciones para los jóvenes. Tampoco ha sido atendida esta demanda, como les ocurre con las actividades del programa de ocio infantil Vive el Verano, que en las dos últimas ediciones ha salido del parque de Castelar y se ha repartido entre tres barrios (Valdepasillas, San Fernando y La Legión). En Cerro Gordo se organizan varios días algunas manualidades, pero creen que es insuficiente para la cantidad de niños del entorno.

«Cerro Gordo sufre una dejadez total, el ayuntamiento va improvisando, sin una planificación y nos sentimos bastante abandonados», es la conclusión del presidente vecinal, quien a pesar de todas estas quejas defiende que en este barrio «se vive muy bien». Pero «lo que hace falta es que lo cuiden, porque la pena es que se lo están dejando ir por falta de mantenimiento».

Canasta sin red. S. GARCÍA

Compartir el artículo

stats