Kiosco

El Periódico Extremadura

Los conductores tendrán una reunión para ver si lo aceptan

Tubasa ofrece una subida del 3% en 2022 a los trabajadores

La propuesta refleja un incremento del 2,5% en 2021 y del 2,75% en 2023

Primer acto de conciliación que se realizó entre Tubasa y los trabajadores SANTIAGO GARCIA VILLEGAS

La concesionaria del transporte urbano de Badajoz, Tubasa, junto con el ayuntamiento, han propuesto esta mediodía a los trabajadores un incremento salarial lineal del 2,5 % en 2021 con carácter retroactivo, de un 3% para este ejercicio y del 2,75% para el próximo año, que el periodo que tienen estipulado en el convenio. La oferta se ha hecho en la reunión que han mantenido durante casi dos horas, que comenzó a las 12.30 horas, en la Unidad de Mediación, Arbitraje y Conciliación (UMAC) y en la que estuvieron representantes de las tres partes. En las afueras de las instalaciones se han llegado a concentrar una treintena de empleados para esperar el resultado del encuentro y cada autobús que pasaba por la avenida de Huelva tocaba la bocina para que se escuchara en el interior del edificio.

Al finalizar la reunión, el concejal de Transporte Público, Jesús Coslado, ha informado del aumento salarial que le habían ofrecido a los conductores y ha dicho que se tendría que volver a la normalidad a partir de 2023. También ha afirmado que el comité de huelga tenía que trasladar esta noche a los trabajadores la propuesta y, en el caso de que la acepten, se firmaría el acuerdo. El pasado miércoles la empresa y el consistorio analizaron qué incrementos podía asumir este último dentro de la concesión para darle el visto bueno. «Creo que la postura que han mantenido los trabajadores ha sido buena y cordial dentro de sus exigencias. Confío en que acepten esta magnífica propuesta, que a mi entender es muy buena para los trabajadores», ha agregado. A su juicio, esto da «una certeza y una realidad» a lo que son los incrementos salariales porque el planteamiento inicial, con la cláusula de revisión sobre el Índice de Precios al Consumo (IPC) a final de año «generaba una incertidumbre presupuestaria» en el ayuntamiento que no se pueden permitir ni las empresas privadas. Así, piensa que este punto de partida puede ser el positivo y el definitivo.

Por su parte, el presidente del comité de huelga, Antonio Villalba, ha manifestado que la propuesta no era la que todos hubieran querido pero que «dentro de lo malo es lo menos malo». Con ello, explicarán la sugerencia a la asamblea de trabajadores que se llevará a cabo a las 23.30 horas para que los compañeros decidan si lo aceptaban o no. «Nosotros esperábamos algo más». ha añadido Villalba.

Compartir el artículo

stats