Kiosco

El Periódico Extremadura

La huelga de autobuses continúa a la espera de una solución

Pospuesta la reunión entre Tubasa y los trabajadores

Se tenía que haber celebrado el lunes pero no se produjo porque «estaba en estudio la situación»

Jóvenes llegan al recinto ferial en un autobús SANTIAGO GARCIA VILLEGAS

El pasado viernes el comité de huelga de Tubasa, con el visto bueno de los trabajadores, accedía a cubrir los servicios mínimos de autobuses que el ayuntamiento había decretado para la Feria de San Juan a pesar de que, con anterioridad, se había negado porque vulneraba el derecho a la movilización. El motivo del cambio fue que la empresa y el ayuntamiento estaban abiertos a negociar las condiciones salariales que piden los conductores y se emplazaron a una reunión este lunes para tratar de solucionar este problema.

Dicho encuentro no se produjo porque, según el presidente del comité , Antonio Villalba, se estaba estudiando la situación y se tuvo que posponer. «Puede ser que nos reunamos este martes», añadió. La huelga sigue en pié y este primer fin de semana de feria ya se ha notado la ausencia de muchos autobuses en los desplazamientos al recinto ferial, con sus consecuentes molestias por parte de los usuarios, debido a que los servicios mínimos son del 33% del habitual. Villalba comentó que se limitaron a que salieran los vehículos. Si la norma general durante estos días festivos es que los autobuses vayan llenos e incluso se tengan que quedar personas sin montar porque no hay más capacidad, este fin de semana había que sumarle los retrasos en los tiempos de llegada por la disminución de los coches. Un ejemplo de ello sucedió el pasado sábado en el Cerro Gordo cuando algunos usuarios esperaron más de una hora para poder montarse.

Ahora hay unos días en los que la afluencia al real no es tan elevada, el próximo día fuerte es el 23 con la noche previa a San Juan y los fuegos artificiales y habrá que esperar a ver si las tres partes implicadas en este conflicto consiguen llegan a un acuerdo para desbloquear la situación y que lo que resta de feria se desarrolle con más normalidad. Para ello tendrán que limar las diferencias que atañen a la cláusula de revisión salarial sobre el Índice de Precios al Consumidor (IPC) a final de año, que es donde las posturas están más alejadas, porque en la subida lineal del 2% si hay voluntad. En este sentido, el comité considera lo más «sensato y justo» que se equipare el salario de los trabajadores al IPC, la concesionaria depende del ayuntamiento para que le aprueben el incremento de los costes porque si se hiciera cargo la sociedad le llevaría a la «ruina» y el consistorio no está dispuesto a que la ciudad pague un incremento salarial por encima del 2% otorgado a los funcionarios.

TAXIS / Esta huelga parece no haber influido en los taxistas, quienes aseguraron haber tenido el mismo trabajo de todos los años porque el tipo de clientes es diferente y están más centrados en el público que acude a las casetas, por lo que suelen ser más mayores. «No hemos notado un incremento de clientela respecto a otros años», aseguró el presidente de Radio Taxi, Juan Antonio Joven. Según contó a este periódico, en la parada reservada a los taxis había muchísima gente el fin de semana pero es algo que pasa siempre. En los días fuertes de la feria (los dos viernes, los dos sábados y la víspera de San Juan) la empresa tiene disponible a toda su flota, 143 coches, y están en funcionamiento las 24 horas con rotaciones en los descansos.

Por otro lado, Joven resaltó que no tuvieron ningún incidente reseñable más allá de los que les suceden otros años y que ya se toman con «normalidad». Así, detalló que él mismo sufrió patadas y porrazos en el techo del coche, cuando no se les echa la gente encima o se tiran en medio de la carretera. «Pasa sobre todo cuando cierran las discotecas», señaló.

Compartir el artículo

stats