Kiosco

El Periódico Extremadura

El lunes se volverán a reunir para intentar solucionar el conflicto

Conductores y Tubasa llegan a un acuerdo y habrá servicios mínimos en la feria de Badajoz

Estarán en funcionamiento unos 14 autobuses de las líneas 2, 5, 7, 9 y 18

Uno de los autobuses de Tubasa durante su recorrido por la avenida de Elvas SANTIAGO GARCIA VILLEGAS

El ayuntamiento lo ha confirmado, habrá autobuses en la Feria de San Juan 2022. Después de algo más de una semana desde que se anunciara la huelga indefinida por parte del comité de empresa, esta mañana han mantenido una reunión con Tubasa y los trabajadores han aceptado los servicios mínimos que establecía el ayuntamiento a través de un decreto firmado por el alcalde, Ignacio Gragera, el cual informó este jueves de que eran de un 33%. De este modo, el Gobierno local ha explicado en un comunicado que funcionarán todas las líneas de autobuses que aparecen en la programación oficial, tanto en horario diurno como nocturno. Estas son la número 2, que llega hasta el Gurugú; la 5, hasta Damián Tellez La Fuente; la 7, que va hasta la barriada de San Miguel; la 9, cuyo recorrido es hasta Las Vaguadas; y la 18; que se desplaza hasta el Cerro Gordo y que tendrá otra prolongación de la línea ordinaria. Además, los días 18, 23 y 25 habrá dos líneas que irán a las pedanías de Gévora y Valdebótoa; y Alcazaba, Novelda, Sagrajas y Gévora.

Tras la reunión de hoy, todas las partes han establecido retomar las conversaciones el próximo lunes, con el objetivo de alcanzar un acuerdo que permita desconvocar la huelga y ofrecer servicios ordinarios en lo que resta de feria. «Hemos dado un paso adelante porque estamos todos dispuestos a dialogar. Cuando la cosa se abre a una negociación no es lo mismo que cuando se está cerrado en banda», ha comentado el presidente del comité de huelga, Antonio Villalva. Este ha sido el motivo que conllevó un cambio de opinión desde el jueves por la tarde al viernes por la mañana. Para el gerente de la concesionaria, Julián Pocostales, ha sido un buen día y, aunque no vayan a prestar un servicio como otros años, al menos la gente no se queda sin autobuses.

Este conflicto surgió el día 8 cuando los conductores anunciaron una huelga indefinida que coincidiría con el comienzo de la feria de San Juan, este viernes, en horario nocturno. Este es el periodo de tiempo en el que más actividad tienen los autobuses con los desplazamientos hasta el recinto ferial y desde él a las diferentes barriadas de la ciudad. Las reclamaciones de los trabajadores son una subida salarial de 2% con una clausula de revisión salarial sobre el Índice de Precios al Consumidor (IPC) a finales de año. Para la empresa, el ayuntamiento tiene que aceptarle el incremento del gasto porque si se hiciera cargo la propia concesionaria se «arruinaría». Por su parte, el ayuntamiento no está dispuesto a asumir que la ciudad pague una subida salarial por encima de los trabajadores municipales, que es del 2%.

Compartir el artículo

stats