Kiosco

El Periódico Extremadura

Los hechos sucedieron el pasado sábado en la barriada de Antonio domínguez

Isaac Santos: «El policía me pegó un puño en el pecho»

El joven de 27 años sufrió heridas en codos, rodillas, hombro y en los dedos de los pies

Isaac Santos muestra las heridas que sufrió tras la detención. SANTIAGO GARCIA VILLEGAS

La Policía Local detuvo la madrugada del pasado sábado al joven de 27 años Isaac Santos en la barriada de Antonio Domínguez. El suceso fue grabado en vídeo por personas del entorno del detenido, que lo subieron a las redes sociales y se hizo viral a las pocas horas con una gran cantidad de reproducciones, más de 76.000 en Instagram, y más de 200 comentarios.

El vídeo comienza con el joven preguntando al agente «¿Usted por qué me puede pegar?», a lo que el policía le responde que no dé «una puta voz más, te estás pasando». Santos vuelve a preguntar en varias ocasiones que en qué se está pasando y, pasados unos segundos, el agente se acerca, le propina una bofetada, le agarra del cuello y le empieza a zarandear mientras exclama «¡venga valiente, me cago en...!».

En ese momento alguien lanza un objeto y el detenido, sin estabilidad, golpea a otra agente que estaba de espaldas y la empuja contra la pared. También aparece de por medio un carricoche de bebé que estaba vació. Durante el forcejeo, Santos mantiene los brazos en alto y cuestiona a la autoridad: «¿qué hace?», hasta que cae reducido en el suelo. El vídeo finaliza cuando otra agente se acerca a la persona que estaba grabando.

Santos explicó a este periódico que todo sucedió sobre las 4.00 horas cuando él y su entorno volvieron de la feria del barrio y se quedaron en la puerta de casa. Los vecinos llamaron a la policía porque estaban haciendo ruido y cuando llegaron los agentes le pidieron el DNI. Según contó «empezaron con las burlas» y le dijeron que tenía que pagar la multa en el momento, a lo que se negó. El joven narró que, entonces, otro agente se bajó del coche y «me pegó un puño en el pecho». En ese instante es en el que se inició la grabación. Después, ya esposado, lo llevaron al Hospital Perpetuo Socorro para curarles las heridas y, tras ello, al calabozo, hasta que poco antes de las 10.00 horas, llegó el abogado y salió. «Todo pasó muy rápido», aseguró.

El joven relató que sufrió heridas en las rodillas, codos, hombro, pecho y en los dedos de los pies.

Según afirmó, tiene intención de denunciar los hechos en el juzgado cuando hable con el abogado.

El alcalde, Ignacio Gragera, se limitó a señalar que faltaba el contexto y que a lo largo del día preguntaría pues señaló que confíaba "en el buen hacer de todos los agentes de la Policía Local de Badajoz y puede que cuando se aclare el contexto todo tenga su explicación".

Compartir el artículo

stats