Kiosco

El Periódico Extremadura

PARTE DE LA RECAUDACIÓN DE LA CORRIDA DE LA FERIA DE SAN JUAN SE DESTINARÁ AL BANCO DE ALIMENTOS

Miguel Ángel Perera crea escuela

El torero, que el próximo 23 de junio se encerrará con seis toros en la plaza de Badajoz, participa en un encuentro con alumnos de la Escuela Taurina de la diputación pacense. "Para conseguir un sueño hay que pelearlo", les aconseja el diestro

Perera, a la derecha, con los alumnos de la Escuela Taurina de Badajoz, ayer en el salón de plenos de la diputación pacense. S. RODRÍGUEZ

«Para conseguir un sueño hay que pelearlo». Fue lo que el torero Miguel Ángel Perera respondió a Rosita, alumna de la Escuela Taurina de la Diputación de Badajoz, cuando le preguntó qué consejo le daría a quienes, como ella y sus compañeros, están empezando en el mundo del toreo para llegar a ser una figura como él. «Se necesita trabajo, humildad, constancia, perseverancia, sacrificio y fe en uno mismo. Son valores que se mantienen en la escuela y que en la calle se están perdiendo», aseguró el diestro pacense.

Perera también les pidió que aprovechen la oportunidad que les brinda la escuela, la misma en la que el ser formó, «porque cuesta mucho esfuerzo y dinero, y a eso hay que darle la importancia que tiene», les recordó. 

Rosita, una de las alumnas, pide consejo al torero durante el encuentro. S. RODRÍGUEZ

El matador participó ayer en un encuentro con alumnos de la escuela taurina, uno de los actos organizados para promocionar la encerrona que protagonizará el próximo 23 de junio en la plaza de toros de Badajoz, donde lidiará en solitario seis astados de diferentes ganaderías. El diestro no pisa el coso de Pardaleras desde 2017 y, coincidiendo con el 18 aniversario de su alternativa, ha querido regresar por todo lo alto.

De cómo afronta esta cita, de su experiencia en la escuela, de los grandes momentos que ha vivido en la plaza y también de la dureza y exigencias de la profesión habló con los alumnos, que poco a poco fueron venciendo la timidez y se lanzaron al ‘ruedo’ con sus preguntas. 

«Estoy responsabilizado y concienciado, pero sobre todo tengo mucha ilusión por hacer el paseíllo en mi tierra y volver a la plaza que me vio nacer taurinamente», les dijo el torero sobre su cita en la feria de San Juan. Pero el diestro no solo está ilusionado con la encerrona por el significado que tiene para él y su carrera, sino por el carácter solidario de la corrida. Parte de la recaudación se entregará al Banco de Alimentos de Badajoz y también se habilitarán puntos de recogida de alimentos no perecederos en la plaza ese día. Además, se sortearán un capote y una muleta para recaudar fondos que se transformarán en productos. 

«Siendo extremeño y pacense no tenía conocimiento de la función del Banco de Alimentos, de lo importante que es y de sus necesidades. Sientes cierta vergüenza de que teniéndolo al lado de nuestra casa no tengamos conciencia de ello y es importante que se sepa la labor que realiza», reconoció.

Perera estuvo acompañado por el diputado del Patronato de Tauromaquia, Ramón Ropero, y el abogado, crítico taurino y articulista de este diario Fernando Valbuena, que ejerció de moderador. También asistieron los docentes de la escuela, Luis Reina y Luis Reinoso, ‘El Cartujano’, y su coordinador, Pedro Ledesma. El torero aseguró que, después de 20 años, aún se sigue reconociéndose en los alumnos que ahora sueñan con ser toreros y triunfar. «Un torero tiene que tener gallardía y seguridad para demostrar con su toro lo que vale, pero también debe asumir los fracasos con humildad», les dijo el maestro. Lección de clase de Perera.

Compartir el artículo

stats