Kiosco El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

domingo de resurrección

El encuentro pone la guinda a la Semana Santa más esperada por los pacenses

El Cristo Resucitado y la Virgen de la Aurora se han reunido esta mañana a las puertas de la catedral. Desde muy temprano la gente se echó a la calle para no perderse el fin de esta festividad

La Virgen de la Aurora y el Cristo Resucitado se encuentran a las puertas de la catedral pacense.

El encuentro entre el Cristo Resucitado y la Virgen de la Aurora ha puesto hoy la guinda a la Semana Santa más esperada por los pacenses. Las ganas de presenciarlo eran palpables desde bien temprano. A las diez de la mañana, más de tres horas antes de que tuviera lugar, ya había gente sentada en las sillas de la carrera oficial con el objetivo de hacerse con el mejor sitio.

En la parroquia de Santa María la Real, más conocida como iglesia de San Agustín, también se agolparon decenas de personas deseosas de presenciar uno de los momentos más emotivos de esta procesión. A las 11.38, los costaleros de la Hermandad del Resucitado bajaron a pulso el paso del Cristo. En apenas seis minutos ya habían sorteado las escaleras de la entrada al templo.

Los costaleros sacan a pulso al Cristo Resucitado. Andrés Rodríguez

Después le tocó el turno a la Virgen de la Aurora, que a las doce del mediodía estaba ya desfilando por José Lanot acompañada, entre otras personalidades, del primer teniente de alcalde, Antonio Cavacasillas, el concejal Eladio Buzo y el exalcalde Francisco Javier Fragoso.

La Virgen de la Aurora, saliendo de la iglesia de San Agustín. Andrés Rodríguez

El actual regidor de la ciudad, Ignacio Gragera, acudió mientras tanto a la misa de la catedral, donde esperó la llegada de ambos pasos. A la una y diez, el Cristo llegó a la plaza de España para hacer su estación de penitencia frente a las puertas de San Juan Bautista. Media hora después, cuando bajó la Virgen, tuvo lugar el tan esperado encuentro entre madre e hijo. El sol que iluminaba toda la plaza no aplacó los ánimos de los pacenses allí presentes, que aplaudieron emocionados ante uno de los momentos más bonitos de esta festividad.

Ya solo faltan 350 días para que la Semana Santa vuelva a Badajoz. Después de estos dos años de espera por la pandemia, seguro que los pacenses aguantarán mucho mejor esta.

Compartir el artículo

stats