Las Escuelas Municipales de Música de Badajoz comenzarán presencialmente el próximo jueves 25 de noviembre. Lo anunció ayer en rueda de prensa la concejala de Cultura, Paloma Morcillo, que estuvo acompañada por el director, Vicente Soler Solano, y la nueva coordinadora, Anabel Antúnez. El curso lo iniciarán 434 alumnos que ya estaban matriculados el año pasado; las preinscripciones para los de nuevo ingreso se abrirán la semana que viene y se espera solucionar el proceso rápidamente para que se puedan incorporar lo antes posible.

Así, después de casi dos meses -el inicio de las clases estaba previsto para octubre-, el Ayuntamiento de Badajoz ha podido solventar los diferentes problemas que se le han ido planteando: reforzar el servicio de limpieza y de vigilancia, y sustituir a la coordinadora. «A veces, los tiempos administrativos no van tan rápido como nos gustaría», se justificó la edil.

En su día, los profesores aseguraron que dejaron todos los protocolos listos en mayo y se quejaban de que otras escuelas de la región habían empezado este curso presencialmente sin ningún tipo de retraso. Morcillo aclaró que la dimensión de la capital pacense, con más de 150.000 habitantes, complicaba más el asunto, y reconocía que prefirieron esperar a comprobar la evolución de los contagios en los colegios antes de volver a las aulas. Lo único que faltaría ahora sería contratar a un especialista de violín y otro de lenguaje musical, aunque Soler Solano confía en que para el próximo jueves las vacantes estén cubiertas.

A pesar de la demora, las escuelas acabarán el 31 de mayo, tal y como viene siendo habitual. La delegada admitió que iba a ser difícil recuperar el tiempo perdido a posteriori, pero aseguró que desde su concejalía ya se está trabajando para ampliar dos meses el periodo lectivo (de septiembre a junio) a partir del curso 2022/2023.

Reivindicaciones

Esta era una de las reivindicaciones que los docentes de las escuelas habían realizado tanto en las protestas organizadas en la calle como en las manifestaciones a los medios de comunicación y en la reunión que mantuvieron con la propia Paloma Morcillo hace apenas unas semanas. Otra consistía en contar con una plataforma online de matriculación y gestión que facilitase el proceso tanto a las familias como a los administrativos, y también será atendida.

La edil aseguró que está incluida en los presupuestos de 2022 y que, en cuanto se puedan aprobar, comenzarán a trabajar en ella para que el próximo año las matrículas se puedan rellenar por ahí. «Habíamos intentado hacerla antes y presupuestariamente no había sido posible, pero ahora ya está incluida porque tampoco es una partida tan grande como para que no se pueda aprobar», dijo.

El deseo de los profesores que no se verá cumplido, o al menos no a corto plazo, es el de la sede única. La concejala de Cultura explicó que el equipo de gobierno entiende que reunir las escuelas en un mismo lugar sería crear una especie de conservatorio, «y ya tenemos dos en la ciudad». Aún así, no descartan ampliar las sedes (este año son tres colegios: Luis de Morales, Nuestra Señora de la Soledad y Enrique Segura Covarsí) dada la alta demanda o incluso dotar a las ya existentes de mejores medios que permitan el «buen desarrollo de las clases». Antúnez agradeció a los centros educativos que les cedan sus instalaciones, «pero no están adaptadas a las clases de instrumentos».