Badajoz se ha visto afectada durante el fin de semana por cinco roturas de tuberías de abastecimiento. El sábado se produjo una en Cerro de Reyes que fue solucionada a última hora de la tarde, y hoy han tenido lugar el resto. Esta mañana ocurrieron las dos primeras, una en La Paz y otra en el puente Real, en la margen derecha. Esta última provocó que se inundasen los dos carriles que van en sentido al centro de la ciudad. El pasado 1 de septiembre se rompió otra tubería de abastecimiento en este mismo sitio. En aquella ocasión, la rotura afectó solo al suministro de agua en la estación depuradora de agua (Edar), básicamente en los baños, así como a chalets de la zona de Las Palomas-Buenavista.

Los carriles del puente Real que van en dirección al centro de la ciudad, inundados. Juan A. Palacios

Por la tarde se han sucedido los otros dos incidentes, uno en la calle Jacobo Rodríguez Pereira, paralela a la autopista a la altura de los Maristas, y otro en Manuel Saavedra Palmeiro, cerca de El Corte Inglés. Esta última anegó un estanco situado al lado del bar Repi-t Alma. Las personas que estaban comiendo allí y los vecinos de los pisos colindantes dieron la voz de alarma y trataron de localizar a su dueño, Álvaro Cumbres, que se puso a achicar agua con un recogedor haciendo las veces de cubo.

Dos agentes de la Policía Local de Badajoz acudieron hasta allí y ayudaron a Cumbres hasta que los técnicos de Aqualia llegaron y cortaron la fuga, suspendiendo el suministro entre la avenida Villanueva y la de Fernando Calzadilla.

La concesionaria del servicio de agua en Badajoz ha emitido un comunicado lamentando las incidencias y manifestando estar trabajando ya sobre el terreno para reparar las averías. Por eso, han destinado un camión de saneamiento para achicar agua y limpiar el barro que ha arrastrado la rotura en la calzada. Además, han informado a los vecinos de que la coloración que pueda presentar el agua debe desaparecer al dejarla correr unos minutos.

Rotura en la avenida del puente Real, llegando a la rotonda con la avenida de Elvas Juan A. Palacios

Desperfectos

Cumbres desconoce todavía los daños materiales exactos que ha podido sufrir su reciente negocio (abrió el 9 de septiembre), pero asegura que los muebles están bastante afectados, aunque intentará abrir mañana. También se han mojado varios productos (botes de tabaco y boquillas), así como algunos aparatos electrónicos y enchufes. «Es una faena», se lamentaba mientras continuaba barriendo agua hacia la calle, ya con la fuga cortada. Reme, camarera del establecimiento hostelero de al lado, no se ha visto tan afectada como él, aunque sí que se quejaba de las baldosas que se han ido levantando a las puertas del negocio donde trabaja debido a la presión del agua.