Síguenos en redes sociales:

Los hechos ocurrieron en junio del 2019

Hacienda deberá pagar 6.000€ por interrumpir una boda en Badajoz

La sentencia de la Audiencia Nacional es firme y no cabe recurso

Eduardo Gil Mastro, abogado que ha llevado el caso.El Periódico

Seis mil euros y las costas del juicio. Es lo que ha dictaminado la Audiencia Nacional que tendrá que pagar Hacienda por interrumpir una boda el pasado 1 de junio de 2019 en Badajoz.

Aquella tarde, dos funcionarios de la Agencia Tributaria se personaron en un banquete nupcial celebrado en la finca Los Cañizos para exigirle a los novios que le pagasen a la Administración el importe que le correspondía a la empresa de catering que habían contratado debido a una deuda que esta tenía con dicho organismo. En caso contrario, embargarían la boda.

La tensión fue en aumento, sobre todo en el momento en el que los dos agentes de Hacienda avisaron a la Guardia Civil para exigir la identificación de los novios y el auxilio en su procedimiento de actuación, a pesar de que ni las autoridades ni la propia pareja llegaron a ver nunca ningún tipo de documentación que acreditase sus peticiones.

Los afectados se propusieron reclamar desde el principio. Primero presentaron una reclamación de responsabilidad patrimonial en el ámbito administrativo, pero, ante la falta de resolución, tuvieron que acudir finalmente a la justicia, que ayer les dio una respuesta a su favor.

Según cuenta a este periódico el abogado pacense Eduardo Gil Mastro, sus defendidos se encuentran realmente contentos con la sentencia, que es firme. Les han concedido la cantidad que pedían, pero no es eso lo que iban buscando principalmente: «Están muy satisfechos por el modo en el que el juez ha analizado esta situación y ha verificado que la actuación de la Agencia Tributaria fue absolutamente irregular y desproporcionada con una total falta de tacto para las circunstancias que allí concurrían».

El letrado señala que, al contrario de lo que ocurre otras ocasiones en el ámbito jurídico, el lenguaje de la sentencia no es farragoso, sino todo lo contrario: es bastante sencillo de comprender fruto del carácter emocional que ha marcado el caso.

El juez reconoce la falta de proporcionalidad y mesura hasta el punto de que llega incluso a enumerar una serie de mecanismos con los que Hacienda cuenta para lograr con éxito lo que quisieron conseguir aquella fatídica tarde de junio del 2019 que nunca se le olvidará a esta pareja de novios de Badajoz.

Pulsa para ver más contenido para ti