Satisfacción por ambas partes, a pesar de que habrá restricciones y no será la Feria de San Juan de siempre. Badajoz celebrará su feria del 18 al 26 de junio en el recinto ferial con atracciones y puestos de comida, bebida y juegos, pero solo podrán instalarse la mitad con la mitad de aforo y el horario estará limitado, a día de hoy, hasta las 00.00 de la noche, en cumplimiento de las medidas restrictivas que están en estos momentos en vigor por decisión de la autoridad sanitaria. Esta mañana ha tenido lugar en el ayuntamiento una mesa técnica entre una representación de los feriantes y la concejala de Ferias y Fiestas, Lara Montero de Espinosa, para definir las condiciones de la celebración de San Juan, la primera gran feria de Extremadura en la que podrán volver a trabajar los feriantes, tras un parón de más de 20 meses, al margen de las que ya se están celebrando en pequeños municipios.

La reunión en Badajoz se produce después de que en Cáceres los feriantes y el ayuntamiento no hayan conseguido llegar a un acuerdo para celebrar este mismo mes la Feria de San Fernando porque el gobierno municipal cacereño se opone a que en el recinto ferial se instalen puestos de comida y bebida. Finalmente, han consensuado posponer la feria a septiembre. Tras esta situación, la pelota rebota en el tejado del ayuntamiento pacense, que es la siguiente gran feria programada. La concejala del área ya era optimista con la posibilidad de llegar a un acuerdo con los feriantes y, a falta de atar algunos flecos, parece posible con cesiones por ambas partes. Lara Montero de Espinosa parte de que “estamos en una situación muy complicada, para ellos y para todos, pero es verdad que poco a poco podemos poner en marcha la ciudad porque la vacunación y la responsabilidad de los ciudadanos hacen que los datos sean mejores”.  La concejala añade que si la evolución es positiva, confía en que el horario se pueda ampliar, teniendo en cuenta las elevadas temperaturas que Badajoz soporta en esas fechas.

El punto de partida y de llegada para organizar la feria está en las restricciones que impone la Junta de Extremadura. El recinto ferial volverá a abrir pero, para cumplir la normativa, lo hará con el 50% de atracciones y puestos de comida. En ferias anteriores se instalaban alrededor de 90. Los feriantes aceptan esta limitación, pero tendrán que ponerse de acuerdo ellos sobre quién se instala, de manera que el reparto sea lo más equitativo posible y remiten al próximo lunes para hacer pública su decisión. “Lo arreglaremos entre nosotros, somos compañeros, sabemos lo que estamos viviendo e intentaremos llegar a un acuerdo”, ha manifestado Rosa Morgado, en representación de los feriales. En la Feria de San Juan trabajan unas 300 familias.

Solo podrá haber la mitad de las atracciones porque habrá más distancia entre ellas. 50% de aforo también en cada atracción y en el recinto. Se va a controlar la afluencia de gente en el ferial, que contará con dos entradas y dos salidas con controladores del ayuntamiento. De momento, no está cuantificado el aforo. La concejala ha querido incidir en que irán trabajando “día a día” como lo han hecho hasta ahora, porque las restricciones van evolucionando y confía en que la incidencia de la crisis sanitaria sea menor a finales de junio. Tal como ya se anunció, no abrirán las casetas fijas y, según la concejala, los caseteros “lo han entendido perfectamente, no ha habido ningún problema”. También habrá conciertos en el auditorio del recinto ferial, con el festival Badajoz Suena.

Los feriantes han pedido, como a otros ayuntamientos, la reducción de las tasas que tienen que pagar al consistorio, pero la concejala les ha dejado claro que no es posible porque las establece la ordenanza fiscal. Como compensación, estos empresarios proponen que el ayuntamiento asuma el gasto de la música. En principio, Montero de Espinosa señala que no se puede contemplar porque no está previsto en el presupuesto municipal pero, aun así, no se cierra y se va a estudiar. “El ayuntamiento ya se hace cargo de muchos gastos -argumenta la concejala-, pues están todos los servicios implicados y es un presupuesto elevado”. También proponen los feriantes abrir las atracciones el domingo 27 un par de horas por la mañana y hacerlo con alguna campaña del kilo para ayudar a organizaciones como el Banco de Alimentos o Cruz Roja, como en otros municipios. La responsable de Festejos no se ha mostrado cerrada a esta petición, a pesar de que la feria termina el 26, pero valorará con la Policía Local de Badajoz la viabilidad en materia de seguridad. “Nosotros no nos hemos cerrado porque entendemos la situación que tienen los empresarios y todo lo que sea poderles echar una mano, desde el Ayuntamiento de Badajoz lo vamos a intentar”. Sí habrá Día del Niño, el martes 22 de junio.

Te puede interesar:

Morgado ha mostrado la satisfacción de los empresarios por que se puedan instalar tanto las atracciones como los puestos de comida y bebida y de juegos aunque ellos hubieran querido “montar todos”. Entre los cambios previstos, no se colocarán negocios delante de la portada del recinto, como se venía haciendo y todos tendrán que hacerlo en el interior. “Hay que ser flexibles en estas circunstancias, nosotros y los ayuntamientos, y es completamente viable, dentro de las actuales circunstancias, entendemos la situación que vivimos, antes de empresarios somos personas”.

Sobre la posibilidad de ampliar los veladores en las barriadas, la concejala ha comentado que se está estudiando y saldrá en un bando. Tampoco está decidido si habrá feria taurina, pues el ayuntamiento tiene que concretarlo con el empresario de la plaza de toros, con el que de momento no han cerrado nada.