El Juzgado de Instrucción número 2 de Badajoz ha decretado el archivo provisional de la causa abierta contra uno de los tres acusados de un presunto delito de tentativa de homicidio por el tiroteo ocurrido el día 3 de octubre del 2019 en la confluencia de las calles Eduardo Naranjo y Olof Palme, en Suerte de Saavedra, en el que un joven perdió el bazo y el riñón a causa de los disparos que recibió en el abdomen.

El auto de sobreseimiento recoge que «no aparece debidamente justificada la perpetración del delito» por parte del procesado. Esta consideración se sustenta en que, pese a que el perjudicado, en sus primeras declaraciones ante la Policía Nacional y en sede judicial, lo señaló como una de las personas que participaron en el tiroteo en el que resultó herido de gravedad, en posteriores comparecencias no sostuvo este testimonio, sino que aseguró que esta persona no se encontraba en el lugar de los hechos cuando se produjo el tiroteo. El juez considera como «prueba fundamental» la declaración del perjudicado, que, según expone en su escrito, demuestra que no existen contra él «los indicios sólidos que una acusación penal requiere», por lo que no se opone al archivo de las actuaciones solicitado por su defensa. Ante este auto cabe presentar recurso de reforma y o de apelación.

La persona cuya causa se ha sobreseído fue detenida el 30 de enero del 2020 junto a otros dos de los presuntos implicados en el tiroteo (hay una orden de busca y captura para un cuarto acusado) y el juez decretó la prisión provisional para los tres. La defensa del primero, ejercida por Fernando Cumbres, señaló ayer que ahora está valorando solicitar una indemnización al Ministerio de Justicia por los «casi 6 meses» que su cliente ha pasado «injustamente en prisión», de la que salió en libertad con cargos el 24 de julio de ese año tras pagar una fianza de 6.000 euros.

 Además, el letrado también estudia reclamar el pago de los daños ocasionados en el registro de la vivienda de la suegra de su defendido durante la operación que culminó su detención, la de los dos hombres que continúan acusados de un delito de tentativa de homicidio por el tiroteo de Suerte de Saavedra y de tres personas más por tráfico de drogas. Hubo 9 registros en distintos barrios y se intervinieron sustancias estupefacientes, armas blancas, dinero y joyas.