El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

Fútbol. Segunda Federación

El Badajoz, un vaivén sin fin

El club blanquinegro lleva dos años y medio encadenando desencantos deportivos e institucionales

Con el concurso de acreedores aprobado, intenta remontar en el césped

Hay un patrón recurrente: cuando parece que el club levanta el vuelo, sufre un nuevo golpe

El ascenso es el objetivo prioritario que se persigue en el verde y también fuera de él

Desesperación: Toscano se lamenta durante la acción de un encuentro de liga. Andrés Rodríguez

Puede resultar ya demasiado manido, pero lo cierto es que el Badajoz vive en un continuo vaivén desde el 22 de mayo de 2021. A partir de aquella fatídica noche, en la que se le escapó de forma dramática e inesperada el ansiado ascenso a la división de plata, la nave blanquinegra no ha dejado de navegar en todo momento en aguas turbulentas, acumulando además varios naufragios de índole deportiva e institucional que ha derivado en varios cambios de propiedad, una coyuntura económica nefasta que ha abocado a la institución a un concurso de acreedores y un plano deportivo donde el proyecto se ha ido debilitando hasta el punto de que han pasado de rozar el fútbol profesional a flirtear con un descenso a la quinta categoría.

Lo peor de todo para la parroquia blanquinegra es que el patrón se repite una y otra vez: cuando parece que el equipo pacense remonta el vuelo, de nuevo un golpe de realidad le vuelve a poner en una posición delicada. En ocasiones sucede en el césped, otras en los despachos y en ocasiones, en ambas a la vez. El panorama actual no es una excepción. Aunque el equipo viva una cierta normalidad institucional dentro de la complicada realidad del concurso de acreedores, el día a día futbolístico apenas le ha dado tres semanas de tregua coincidiendo con los triunfos ante Talavera, Villanovense y Cacereño. A partir del empate en Getafe, todo volvió a torcerse. Y eso que ese mismo día el resultado no se valoró de manera negativa. 

Necesidad de ascender

Pero si hay algo en lo que ambas vertientes -la institucional y la deportiva- van del mano es en la necesidad de lograr un ascenso a corto plazo. Y es que ese es el objetivo que se les ha puesto a cuerpo técnico y jugadores para la presente temporada: pelear por intentar regresar cuanto antes a la categoría de bronce del fútbol español. No obstante, las innumerables deudas que confluyen en el concurso de acreedores son una losa que solo parece posible cargar en caso de que el club consiga escalar de división. Si no es así, toda la estabilidad presupuestaria podría comenzar a temblar. Hay, como mucho, una segunda oportunidad, pues el pago a los distintos deudores comienza a partir del tercer año de este proceso.

Pero si algo tiene que agradecer el Badajoz es la igualdad que preside el Grupo 5 de Segunda Federación. En posiciones de ‘play-out’ y rozando el descenso, después de un inicio de curso catastrófico, el cuadro blanquinegro sigue a cinco puntos de la quinta plaza. Por tanto, todo puede pasara aún. 

Compartir el artículo

stats