Kiosco El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

Fútbol. Primera Federación

El Badajoz dilapida su oportunidad

El equipo pacense no gana en casa de un Unionistas que se quedó con un futbolista menos desde el minuto 10

Zelu se dispone a lanzar el penalti posteriormente marrado. CD BADAJOZ


0-Unionistas de Salamanca: Salva; David Vicente, Ramiro, Mario Gómez, Jon Rojo; Blázquez (Iván Chapela, 68´), Óscar Sanz, Nespral (Tropi, 85´), Beneit (Isaac Obeng, 85´); Losada (Leal, 46´), De Miguel.

0-Badajoz: Kike Royo; José Mas (Alfaro, 58´), Mariano, Borja García, Edu Sánchez; Raúl Palma, Mancuso (Francis Ferrón, 42´), Javi Ros (Cordero, 64´); Zelu (Theo Chendri, 64´), Adilson; David Soto (Calderón, 58´).

Árbitro: Irurtzun Artola (colegio navarro). Amonestó a los locales Ramiro (dos, expulsado en el minuto 10), Jon Rojo y David Vicente; y a los visitantes Zelu y Javi Ros

Incidencias: Estadio Reina Sofía. Un total de 2.055 espectadores.

No pudo ser. No pudo el Badajoz pasar del empate ante un Unionistas de Salamanca con un jugador menos desde el minuto diez de encuentro (0-0). 80 minutos de superioridad y aún así fue Kike Royo casi el mejor de los pacenses, con una importante colección de paradas. Para los de Salmerón, la más clara fue un penalti que Zelu estrellaba en el travesaño en el tramo final del primer periodo. Pero al final el equipo no fue capaz de superar el entusiasmo de los locales, que empujados por la grada incluso pudieron merecer algo más en un encuentro que acabó sin goles. Al Badajoz le faltó fe para buscar con mayor ahínco la meta de Salva, sí, con ocasiones, pero con una sensación de que el equipo no estuvo a la altura necesaria.

Partía el Badajoz con su trivote en la zona medular y con David Soto como referencia en punta. Al paso por el minuto siete, primera oportunidad de peligro claro a pelota parada para el Badajoz en una falta en la frontal que se le marchó muy alta a Zelu. A los diez minutos, una jugada clave cuando el central de Unionistas Ramiro Mayor, que había visto una primera tarjeta a los cinco minutos, entraba a destiempo a David Soto y veía la segunda amonestación, dejando a los salmantinos con un jugador menos y con ochenta minutos por delante.

El decorado se le ponía jugoso al Club Deportivo Badajoz, pero a los 14 minutos estuvo a punto de llegar el primero de los locales cuando Losada controlaba y tras perfilarse en la frontal, su disparo buscaba el poste con malicia pero encontraba un guante salvador de Kike Royo despejando el esférico a saque de esquina. Los locales habían bajado a Óscar Sanz al centro de la zaga y la pelota ya era más del Badajoz, pero con mucha seriedad en la defensa charra.

A los 21 minutos, la primera llegada eléctrica de Adilson por el costado izquierdo remontando hasta línea de fondo, pero sin un remate claro en área chica en una clarísima opción pacense. Zelu era el siguiente en probar en un disparo mordido que acababa en córner. Eso sí, en cada falta que cometía el Badajoz ardía la grada en protestas recordando las dos amarillas a Ramiro -la segunda era casi anaranjada, así que poco se podía protestar al respecto-. El partido iba perdiendo claridad, perdiéndose en protestas al colegiado y con las dos defensas imponiendo su ley con claridad.

Sin renunciar

No renunciaba Unionistas al ataque pese a su inferioridad numérica, mientras al Badajoz de Salmerón le faltaba dar un paso adelante con claridad, muy lento en sus transiciones. Masticaba mucho sus jugadas el cuadro extremeño, dejando tiempo a la defensa local para colocarse bien y no perder ni sitio ni concentración.

Hasta que a los 35 minutos la pelota le llegaba a Adilson Mendes, quien encaraba a David Vicente y al entrar en el área era derribado con claridad. Muchas protestas en la grada del Reina Sofía, que se convertían en euforia cuando el derechazo de Zelu se estampó en el travesaño. El rechace lo enganchaba desde lejos Borja, alto. Una oportunidad clarísima que se iba al limbo al conjunto extremeño a la vez que encorajinaba a Unionistas. Cambio táctico visitante a los 42 minutos cuando Mancuso le dejaba su sitio a Francis Ferrón en busca de un 4-2-3-1 más clásico, pero con susto final en la última jugada cuando el chut de Raúl Beneit se iba al lateral de la red.

Con algo de sorna recibía el público la primera amarilla al Badajoz, a Zelu, en el primer compás de la segunda mitad y con una ocasión inicial de Unionistas en un remate de Nespral que sacaba Kike Royo junto al palo. El servicio del propio Nespral rozaba el 1-0 cuando entre Mario y un zaguero pacense tocaban el esférico y éste se perdía muy cerca del travesaño del marco visitante.

Salmerón buscaba el estímulo ofensivo con un doble cambio, pero lo que sucedía era de nuevo la clara oportunidad de Unionistas en un jugadón personal de Raúl Beneit, carrera de 40 metros y tirazo raso y cruzado que Kike Royo taponaba con una manopla salvadora cuando el Reina Sofía ya cantaba el uno a cero.

Y lo volvía a hacer poco después por partida doble cuando una falta puesta al área por Rojo la remataba de volea Beneit con paradón de Kike, si bien no pudo blocar y Mario Gómez enviaba fuera un remate casi a puerta vacía en la frontal del área chica.

La tenía a veinte del final Calderón para los pacenses con un disparo raso y muy flojo, sin problemas para el arquero local. Nespral a botepronto volvía a poner a prueba las innegables virtudes de Kike Royo como cancerbero en un hermosísimo intercambio de ocasiones y golpes pero sin que nadie acertara a definir.

Y es que la tenía Theo Chendri en el minuto 79 después de un centro de Calderón, pero su remate a bocajarro lo sacaba Salva de la Cruz con uno de los paradones de la jornada y que frustraba el cero a uno. Y como la cuestión estaba enloquecida, Unionistas creaba una espléndida contra por la izquierda hacia la velocidad de Iván Chapela, cuyo primer disparo era despejado con apuros por el meta del Badajoz. La pelota le volvía al 19 local, y tras un quiebro eléctrico en el área golpeaba buscando la escuadra sin encontrarla, saque de puerta. El Badajoz se adueñó de la pelota en los minutos finales pero sin punch.

Compartir el artículo

stats