Kiosco El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

Fútbol. Primera Federación

El Badajoz perdona y paga

La calidad y pegada del Madrid Castilla castigan a un cuadro blanquinegro de circunstancias (3-1)

Adilson, con el balón, durante el partido del Badajoz en el Alfredo Di Stéfano ante el Real Madrid Castilla. CD BADAJOZ

3 - Real Madrid Castilla: De Luis; Vinícius Tobias, Rafa Marín, Carrillo (Édgar, min. 36), Marvel; Peter, Javier Villar (Nakai, min. 87), Dotor (Theo Zidane, min. 67), Arribas; Álvaro Martín (Bruno Iglesias, min. 67), Noel (Gonzalo, min. 87).

1 - Badajoz: Kike Royo; Acuña, Mariano, Carlos Cordero, Borja García (Théo Chendri, min. 57), José Mas; Zelu, Burlamaqui (Álex López, min. 72), Javi Ros (Fernando Moreno, min. 77), Adilson; Müller (Calderón, min. 46).

Goles: 1-0: min. 21, Dotor. 2-0: min. 27, Arribas. 3-0: min. 42, Arribas. 3-1: min. 90, Zelu, de penalti.

Árbitro: Pastoriza Iglesias (colegio gallego). Expulsó en el banquillo a Borja García, una vez cambiado (min. 93). Amonestó a los locales Álvaro Martín y Javier Villar; y a los visitantes Müller, Mati Acuña, Burlamaqui y Mariano.

Incidencias: Alfredo Di Stéfano. Unos 1.700 espectadores. Fenomenal ambiente.

Un valiente Badajoz se vio superado por la efectividad letal del Real Madrid Castilla (3-1) en el primer periodo para acabar regresando de vacío pero ofreciendo una convincente imagen. Y es que a pesar de las ausencias, de poner un once de circunstancias, el equipo de Isaac Jové dio la cara en el primer acto creando múltiples ocasiones de peligro, pero tres zarpazos de los jóvenes de Raúl González supusieron tres goles, un 3-0 quizá excesivo al descanso pero que denotaba la calidad de Dotor y del bigoleador Arribas, un crack en la definición. Al final un penalti convertido por Zelu maquillaba el tanteo, una derrota pacense con más malas noticias como la lesión de Burlamaqui o una roja absurda a Borja. ya en el banquillo, Los tuertos y sus miradas.

Arrancaba el encuentro con el Badajoz presentando un once de circunstancias por las numerosas ausencias y con una defensa con tres centrales, pero avisando a los 40 segundos con una percusión de Adilson por la izquierda hasta línea de fondo, con centro raso que atajó De Luis. Eso sí, pronto las dinámicas quedaron claras con posesión y control de la medular para el Castilla, y seriedad defensiva de un cuadro pacense.

Un tanto de Dotor y dos de Sergio Arribas dejaron el partido prácticamente sentenciado en la primera parte

decoration

En una jugada de estrategia desde el córner, Villar cabeceaba fuera por poco en el primer susto local, seguido por una acción bien trenzada entre los dos talentos castillistas en la mediapunta, Arribas y Dotor, con disparo del último para la manopla salvadora de Kike Royo cerca del travesaño. Corría apenas el minuto 9.

Velocidad como recurso

Con Müller como joven referencia en punta, el once de Isaac Jové buscaba las salidas en velocidad casi siempre a través de la referencia de Adilson en el perfil izquierdo. Así, el extremo del Badajoz probó desde la frontal con un zapatazo excelso a los 13 minutos, evitado el gol por un paradón de Mario de Luis.

Y es que las llegadas del Badajoz a través de las transiciones veloces eran muy peligrosas, y en el lapso de un minuto el disparo de Zelu se iba fuera por muy poquito, seguido de una nueva entrada de Adilson en diagonal con chut raso que De Luis despejaba con apuros a saque de esquina. En el córner, la ponía Ros y el testarazo de Borja García se iba desviado. El Badajoz se estaba mereciendo un premio mayor al cero a cero en el tanteador.

Pero el fútbol suele ser cruel con el equipo que marra ocasión tras ocasión, y así un centro de Álvaro Martín presentaba el decorado perfecto para Dotor, ya que dudó, se resbaló, Kike Royo en su salida y el remate poco ortodoxo del capitán local utilizando la rodilla alojaba la pelotita en las mallas blanquinegras. Tocaba remar contra más corriente adversa.

Pero el castigo era todavía mayor cuando una falta a favor del Badajoz acababa originando una contra letal de los pupilos de Raúl, con servicio filtrado de Peter sobre la carrera de Arribas, quien acabó definiendo con clase ante Kike Royo, un toque de cucharita evitando la salida del meta y elevando un exagerado, un injusto dos a cero antes de la media hora.

Ocasiones al limbo

Para tirarse de los pelos con las ocasiones que se le iban al limbo al Badajoz, como un testarazo de Zelu a bocajarro que se marchaba pegadito al palo tras el enésimo recital de desborde y velocidad de Adilson Mendes en banda. Minuto 31, gran juego pacense, dos chispazos locales y dos goles. Cruel negocio el de la pelotita.

El local Carrillo se tenía que marchar lesionado, mientras el Badajoz se seguía asomando al área castillista como en un testarazo tenue de Müller. Eso sí, los errores pacenses en la salida de pelota se pagaron muy caros y así Sergio Arribas sentenciaba el tres a cero tras un robo del Castilla en la frontal. Todo le salía al revés al equipo de Isaac Jové.

Más desgracias para el Badajoz: Burlamaqui se retiró lesionado y Borja Iglesias vio la roja ya en el banquillo

decoration

Calderón entraba por Müller en vestuarios, pero la zaga del Badajoz seguía hecha un flan ante la presión del Castilla y así Arribas perdonaba el cuarto apenas a los dos minutos disparando alto. 

Puestos a sumar más desgracias, Burlamaqui caía al suelo con calambres, otra posible lesión para una lista que ya es la Enciclopedia Británica. Álex López entraba en su lugar, minutos para el joven canterano porque ya no quedaban miembros del primer plantel.

En las contras seguía llevando mucho peligro el filial madridista, con una oportunidad a la media hora en las botas de Theo Zidane, pero su disparo mordido moría en los guantes de Kike Royo. El choque parecía ya rendido a las evidencias del marcador, y Fernando Moreno se estrenaba a sus 18 añitos con el primer equipo en Primera Federación. Precisamente el debutante forzó un penalti ya sobre el 90 al ser más vivo que Theo Zidane en una pelota muerta en el área local. Pena máxima que Zelu convertía al menos para el de la honrilla. Pero aún hubo tiempo para malas noticias desde la óptica pacense, como una roja absurda a Borja García por protestar desde el banquillo a los 93 minutos que aumenta la nómina de ausencias. ¿Hay quien dé más?

Compartir el artículo

stats