Kiosco

El Periódico Extremadura

Fútbol. Primera Federación

El Badajoz evalúa los daños de su primera derrota en liga

Los pacenses perdieron su condición de invictos y podrían arrastrar hasta cuatro nuevas bajas para el partido ante el Real Madrid Castilla

Valcarce golpea el balón ante un jugador del Algeciras. Andrés Rodríguez

El Badajoz pasa revista de todos los daños que les ocasionó el choque del pasado sábado, en el que cosecharon su primera derrota del curso ante el Algeciras en el Cívitas Nuevo Vivero (0-1). Los blanquinegros, que ya llegaban a este encuentro con las bajas de Francis Ferrón en la delantera y Raúl Palma en la medular, ampliaron su parte de guerra con otros tres nombres más: Alfaro, David Soto y Theo Chendri, que se lesionaron durante el encuentro. Además, por si fuera poco, también pierden por sanción a un Gianluca Mancuso que vio la roja directa durante la segunda mitad del encuentro tras una entrada a destiempo.

Carlos Calderón, que compareció una vez finalizado el choque, admitió que no había sido una tarde-noche muy afortunada para el conjunto pacense. «Ha sido un sábado negro y nos ha salido nada», expresó. El entrenador del conjunto blanquinegro, Isaac Jové, por su parte, se mostró autocrítico tras cosechar esta primera derrota. «Estoy muy descontento con el partido salvo en los últimos 30 minutos», manifestó.

Pero el disgusto del técnico catalán iba más allá. También mostró su desacuerdo ante la actuación del colegiado manchego Arberola Rojas. «Ha sido una nefasta actuación de los árbitros. Para mí ha sido brutal. Puedo decir que el árbitro ha faltado al respeto a jugadores nuestros», declaró. Además, incidió en que, pese a los errores, al equipo no le acompañó la fortuna en el envite de este sábado. «Hemos tenido que lidiar con un cúmulo de situaciones. Ha sido un día muy dramático y pasaba todo al revés. No nos encontrábamos en el partido», añadió.

«Es preocupante»

Jové también se pronunció sobre la plaga de lesiones que está sufriendo el equipo -cinco en las dos últimas semanas y cuatro de ellas en apenas unos días- y no ocultó su preocupación por este asunto. «Es preocupante. Tenemos que ver cómo solucionar este problema y ver de dónde pueden venir esas lesiones», detalló.

Pese a la derrota, el entrenador del Badajoz agradeció el apoyo que prestó la grada del Nuevo Vivero, que siguió animando a pesar del resultado adverso.  «Hoy estaba el partido rarísimo en todos los aspectos. Ha habido un empuje muy grande y siempre estamos contentos con la grada». No obstante, el propio Jové quiso matizar por qué durante una fase del choque pidió el apoyo de la hinchada. «Dijimos que íbamos a ser un equipo humilde sin marcarnos objetivos. Es verdad que el equipo estaba mal y he pedido a la grada que empuje», explicó.

Tras esta jornada, el equipo está ubicado en la duodécima posición, tres puntos por encima de las posiciones de descenso y dos por debajo de las de playoff que ahora mismo ocupa el Real Madrid Castilla, el que será el próximo rival de los pacenses en liga.

Compartir el artículo

stats