Kiosco

El Periódico Extremadura

Fútbol. El Badajoz femenino no ha sido inscrito tras su ascenso a Segunda federación

Una amarga despedida para el femenino del Badajoz

Las ex jugadoras blanquinegras buscan nuevo equipo y Clara Pascual y Patri Asensio se retiran

El Badajoz femenino celebra el ascenso a Segunda Federación

El Badajoz femenino ha vivido muy intensamente las dos caras de la moneda del fútbol a lo largo de este 2022. Tras comenzar el año protestando por la agónica situación que arrastraban a nivel deportivo y estructural, en la que también se vio influida toda la entidad blanquinegra, las jugadoras de Daniel Sánchez lograron sobreponerse a estas adversidades y consiguieron el ascenso a una Segunda Federación que este año se erigía como una categoría de bronce remodelada para la ocasión. Pero las celebraciones duraron poco. Semanas después, desde la nueva propiedad del club les confirmaron lo que ya se temían: alegando problemas económicos decidieron prescindir del equipo senior femenino. Por lo que su plantilla al completo se ha visto obligada a buscarse un nuevo club.

Gran parte de la plantilla ha ido poco a poco encontrando un nuevo escudo al que defender. Marga, Sole, Esperanza y Elena han firmado por el Sport Extremadura; Luisa se ha marchado a La Solana y Albiol al Levante B; Eva López ha fichado por el Cacereño y la han cedido al Extremadura. Por su parte, Isabel Pajares, Adela, Lucía Boyero y Alicia están a la espera de que anuncien su fichaje en los próximos días en el que será su próximo club.

Clara y Patri se retiran

Pero los nuevos aires no traen siempre de la mano un nuevo equipo. Esta temporada tan complicada y su amargo final ha provocado que dos de las jugadoras más importantes del fútbol regional hayan decidido dejarlo. Por el momento no saben si será algo definitivo o regresarán con el tiempo. Pero lo que sí que parece seguro es que ni a Clara Pascual ni a Patri Asensio se les verá vestirse de corto durante la próxima campaña.  

Pascual, que ha vivido un extenuante rol como capitana blanquinegra en un año que ha sufrido además una grave lesión de rodilla, cuelga las botas tras una dilatada trayectoria. Comenzó en el Santa Isabel y se marchó a un Santa Teresa donde logró ascender de regional a nacional y desde ahí posteriormente a Superliga. También ha pasado por el Extremadura, el Badajoz-Olivenza y regresó al Santa Teresa antes de recalar en el Badajoz, donde logró ascender a categoría nacional y posteriormente hizo lo propio hasta la nueva división de bronce esta primavera. Además, ha pasado por distintas categorías de la selección extremeña, con la que se proclamó subcampeona de España. «Mentalmente no estoy preparada para seguir. Ha sido un año muy complicado por la lesión y he estado más tiempo en los despachos que en el campo», afirma.

La ya ex futbolista describe las sensaciones que le ha producido los últimos meses. «Llevo jugando desde los tres años y esta es la primera vez que me produce aversión el fútbol. Creo que apartándome un poco de esto me daré cuenta de si lo necesitaba o no en mi vida», dice.

Patri Asensio, por su parte, cuelga los guantes tras acudir a un mundial sub-17 con la selección española. También cuenta con experiencia en categorías inferiores de la extremeña y ha logrado los mismos ascensos que Clara Pascual con el Santa Teresa y el Badajoz. «En diciembre ya nos dijeron que no les importábamos. Estos gestores ya lo hicieron con el Extremadura y ahora con el Badajoz», asegura.

Ante la dificultad de compaginar trabajo y fútbol, la guardameta ha optado por dejar este último a un lado, ya que ha dejado de compensarle. «He decidido que el fútbol no va a ser una prioridad absoluta en mi vida. La decisión viene desde hace unos meses», concluye.

Compartir el artículo

stats