Kiosco

El Periódico Extremadura

Fútbol. Primera RFEF

El Badajoz, contra todo y contra todos

Los blanquinegros se la juega en lo deportivo con un escenario lleno de incertidumbre en lo extradeportivo

Aitor Pascual, en una jugada ante el Bilbao Athletic Andrés Rodríguez

Si los artistas del género musical están acostumbrados a hacer una gira de conciertos, se podría decir que en el Badajoz se han habituado en los últimos tiempos a que su agenda la marque un sinfín de desconciertos. Pese a todo lo vivido en los últimos meses, el equipo que dirige Isaac Jové está a solo un punto de los puestos de fase de ascenso y afronta en las próximas semanas tres encuentros decisivos en los que cada fin de semana se plantea como una nueva final que deben disputar. 

El primero de esos tres envites será este domingo a las 12.00 ante un Celta B que llega como cuarto clasificado. En esta cita, los pacenses tratarán de hacerse fuertes en casa para poder conservar las opciones de finalizar la temporada entre los cinco primeros. No obstante, Isaac Jové deberá saber cómo contrarrestar el serio contratiempo de las bajas de Clemente y Adri Cuevas, que cumplen ciclo, a los que se une un Zelu que vio la roja directa. La buena noticia llega de la mano de Isi Gómez, que podría regresar tras su lesión.

Tras este duelo, llegará el más difícil todavía. Los pacenses tendrán que viajar hasta La Rioja para tratar de superar a la UD Logroñés, equipo al que intentarán arrebatar la quinta plaza en un choque que se antoja de máxima exigencia. Si después de estos dos encuentros, los de Jové conservaran opciones de finalizar la liga en fase de ascenso, les espera otro rival directo, el Rayo Majadahonda, que ha conseguido frenar la mala racha de resultados y también mantienen sus opciones de ir a Galicia el próximo mes de junio. 

Guerra institucional

Tras varios meses en los que las aguas parecían algo más calmadas, había una aparente tregua entre los jugadores y la que aspira a ser la nueva propiedad y se empezaba poco a poco a hablar únicamente de lo deportivo, los últimos acontecimientos sucedidos en el Nuevo Vivero han provocado que se haya recrudecido un enfrentamiento que puede mermar gravemente los ánimos de la plantilla en esta recta final de temporada y condicionarles de cara a la lucha por finalizar la temporada en posiciones de ‘play-off’. 

Los comunicados cruzados, las últimas declaraciones de los jugadores y la reciente entrevista de Luis Oliver dejan a las claras que no parece factible que haya una nueva tregua antes de que termine la presente temporada, por lo que esta se ha convertido en otra guerra más que deberá lidiar la entidad blanquinegra en este mes de mayo. Más allá del ya de por sí difícil calendario que tendrá en este tramo final, donde los pacenses tendrán una clara desventaja ante unos rivales directos que sí que piensan y hablan en clave puramente futbolística y pueden centrarse en el verde.

Compartir el artículo

stats